CIUDAD DE MÉXICO, 13 de octubre de 2021.- El secretario de la Función Pública (SFP), Roberto Salcedo, afirmó que, la lucha contra la corrupción emprendida por el actual gobierno federal, es real, concreta y empieza desde la parte de la Fiscalía General de la República (FGR) para evitar, dijo, que la política se meta en temas de corrupción.

Lo anterior, al comparecer ante las comisiones unidas de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, y de Transparencia y Anticorrupción de la Cámara de Diputados, como parte de la glosa por el Tercer Informe de Gobierno, donde el funcionario fue cuestionado por los legisladores sobre el combate a la corrupción, compras, adjudicaciones directas, empresas fantasma, contrataciones irregulares de personal, deficiencias en programas, protección de datos y austeridad, entre otros temas.

Salcedo Aquino afirmó que los esfuerzos de la ciudadanía, de la sociedad civil organizada, así como la política gubernamental contra la corrupción y la impunidad están dando resultados positivos.

De acuerdo a su perspectiva, aseguró que ya se ha alcanzado el punto de inflexión y refirió que el logro de resultados y la satisfacción ciudadana son los dos conceptos claves de la misión de la Secretaría a su cargo.

Destacó que junto a las tareas preventivas están las de fiscalización, por lo que se fortaleció la Bitácora Electrónica del Seguimiento de la Obra Pública (BESOP), con lo que ya se tiene, dijo, la huella de todo lo que ocurre en el proceso constructivo, lo que permite planear con precisión las visitas y las auditorías.

Sobre las compras por medio de licitaciones o adjudicaciones directas, refirió que el pasado 1 de octubre se puso en operación la Bitácora Electrónica de Seguimiento de Adquisiciones (BESA) y se ha abierto la puerta a las denuncias ciudadanas.

Señaló que el método natural para las compras debe ser la licitación, pero cuando se hace y queda desierta constantemente se puede adjudicar, lo cual, aseguró, es una posibilidad legal  que se tiene, sin embargo, refirió que en 2020 la licitación pública ocupó el 40 por ciento del gasto en compras, y en lo que va del año se lleva el 55 por ciento.

Mientras que, la adjudicación directa por montos de actuación en 2020 fue siete por ciento y en 2021 va al 1.5 por ciento; la adjudicación directa por excepción, que, dijo, todo mundo cree que debe eliminarse, en 2020 fue de 35 por ciento, siendo ése el punto crítico que se debe atender.

Aseguró que el Servicio de Administración Tributaria (SAT), la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y la Secretaría de la Función Pública trabajan en el caso de las empresas fantasma.

Sobre las adquisiciones de medicamentos, señaló que este sistema se diseñó para romper todos los monopolios que había de farmacéuticas, las cuales, reiteró el discurso presidencial, vendían a precios exagerados las medicinas, tenue que aceptar, sostuvo, las condiciones que imponían.

“Por lo que se recurrió a la parte internacional a fin de traer estos medicamentos, y se creó el Insabi como una institución especializada en las adquisiciones. (…) El presidente de la República enviará una propuesta para reformar el artículo 37 de la Ley Orgánica, a fin de que la SFP tenga la interpretación de la normatividad de adquisiciones. El propósito es que tengamos el control de todas las adquisiciones”, enfatizó.

Al responder sobre los cuestionamientos por irregularidades en la Secretaría de Bienestar, indicó que se tienen 76 denuncias por presuntas faltas administrativas, de ellas 75 están en investigación; explicó que la mayoría son por incumplimiento de las reglas de operación, conflicto de intereses, nepotismo y desvío de recursos públicos.

En el tema de política de austeridad, mencionó que en lo que va de la administración se han ahorrado cerca de 300 mil millones de pesos mediante el recorte de gastos en comidas, viáticos, viajes al extranjero, así como la reducción de estructuras gubernamentales y sueldos a altos funcionarios.

El secretario Salcedo dijo que, se han encontrado y sancionado por conflicto de intereses a varias personas que dijeron no tener ningún problema, pero se fueron encontrando con las investigaciones.

Respecto del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, afirmó que se da seguimiento puntual y se ha visto el perfeccionamiento de todos los manuales de organización y procesos a fin de evitar irregularidades con el cumplimiento de las reglas de operación.