CIUDAD DE MÉXICO, 27 de septiembre de 2020.- El director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, afirmó que es falso que la dependencia a su cargo no haya dado atención a la población durante la pandemia por coronavirus; acusó que son víctimas de una campaña de desprestigio al señalar que se aumentaron las tarifas eléctricas en diversas partes del país.

Lo anterior durante su comparecencia como parte de la glosa del segundo informe de Gobierno del Ejecutivo federal ante diputados integrantes de las comisiones de Energía y de Infraestructura de la Cámara de Diputados, donde afirmó categóricamente que las tarifas eléctricas nunca subieron y la CFE ha tenido una actuación oportuna.

 “Desde la llegada del Covid 19 a México, la CFE ha sido objeto de una incesante e infundada campaña, acusándola de insensibilidad e indiferencia ante las circunstancias, esta campaña ha sido evidenciada como falsa.

Las tarifas domésticas de bajo consumo no han aumentado en términos reales, ante el Covid la CFE actuó de inmediato, estableciendo un acuerdo con (Secretaría) Hacienda que mantiene a los usuarios en las tarifas domésticas subsidiadas, sin considerar los incrementos en su consumo durante el resguardo”, afirmó.

Señaló que durante el mes de agosto la CFE dejó de percibir aproximadamente ocho mil millones de pesos correspondientes al costo que dejaron de pagar miles de familias que fueron apoyadas, y enfatizó que dicha empresa protege a todos sus usuarios domésticos a no aplazar los pagos excedentes, sino subsidiándolos.

Recordó que dentro de las medidas que se han tomado para enfrentar la pandemia, el servicio eléctrico fue considerado como una actividad esencial, por lo que, enfatizó, ésta no se detuvo en ningún momento.

“México no se ha quedado sin electricidad como resultado de los efectos de la pandemia, al contrario, la CFE ha podido seguir con su labor y ya ha reaccionado ante emergencias naturales, en el marco de la nueva normalidad", aseguró.

Destacó que, al tiempo de cumplir ininterrumpidamente con el servicio, se priorizó también la protección de sus trabajadores, reduciendo la presencia éstos en los centros laborales, a quienes también les hizo un reconocimiento por su trabajo en tiempos de pandemia.

Detalló que hasta el momento el personal que ha sido contagiado por Covid 19 no alcanza siquiera el uno por ciento de la plantilla de la CFE, donde en total se han reportado 121 decesos, de los cuales el 50 por ciento estaban laborando presencialmente.

A pregunta expresa de la oposición, específicamente de la priista Anilú Ingram, quienes acusaron que en varios estados de la República se dieron casos de recibos de luz con elevados cobros, a los que llamaron los recibos locos, Bartlett afirmó que este tema de las tarifas eléctricas fue un tema que se manejó con enorme cuidado.

“No es cierto que haya recibos locos, tuvimos una atención permanente; el presidente nos dio instrucciones de ser cuidadosos, de tener una visión clara social y la tuvimos. Nada más les estoy diciendo lo que nos costó el haber mantenido en la tarifa subsidiada (…). No es cierto, una inflación de los recibos y mandar recibos, y cortar por todos lados, no es verdad, hicimos una labor constante para poder ayudar a quienes no podían pagarlo.

"Este tema lo hemos cuidado con toda sensibilidad para evitar los cortes; hemos escuchado a todos y seguiremos escuchando, porque precisamente la diferencia que existe entre la energía de mercado, comercial y la CFE es esa, de tener la sensibilidad para que no sucedan esas cosas”, puntualizó.