CIUDAD DE MÉXICO, 16 de octubre de 2020.- El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, señaló que el Gobierno ha detectado robos francos y abiertos a una instalación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de vacunas para influenza y "existe otra modalidad, que es el robo hormiga.

"Al interior de las instituciones existe sabotaje. Hay quien extrae vacuna del Sector Público y la vende a entidades privadas, que van desde consultorios individuales hasta centros de vacunación privados".

Añadió que "hemos detectado documentación sobre cotizaciones de venta y anuncios: doctor, fulano de tal, 'póngase esta vacuna y si usted quiere venga y se le pone', entre 500 y 800 pesos".

Y señaló que están seguros que es una vacuna ilegalmente vendida, porque es Vaxigrip, marca registrada de Sanofi Pasteur y de venta exclusiva al Sector Público.

"Si usted la paga (población), es un acto ilegal; nadie debe pagar por la vacuna Vaxigrip; su venta es ilegal, quien la pague contribuye a un delito y quien la venda, cometiéndolo, y quien se la venda al que la vende, comete un delito, posiblemente mayor", pues es gratuita y "si se la quieren vender, es una vacuna robada".

Y al ponerse la vacuna en una entidad privada, por, posiblemente, no conservar la calidad de red de frío, podría estar adulterada; entonces, "¡cuidado!, hay un riesgo adicional".

Y sobre el Fluzone Quadrivalent, que fabrica también Sanofi Pasteur, es una vacuna para la influenza que se vende sólo al sector privado, pero aún no está disponible en México, porque está en el proceso de liberación de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), lo cual no se dará antes del próximo primero de noviembre, por lo que si en octubre, "a usted le venden" este medicamento, es una vacuna falsa.

+Roban ahora 10 mil dosis de vacunas contra influenza A y B