CIUDAD DE MÉXICO, 9 de abril de 2018.- Para que la Reforma Educativa mexicana tenga sostenibilidad a lo largo del tiempo el siguiente gobierno debe tener voluntad para continuar con su implementación, consideró el secretario de Educación Pública, Otto Granados Roldán.

Previo a su participación en la 204ª. Reunión Plenaria del Consejo Ejecutivo de la Unesco, en París, Francia, el titular de la SEP refirió que la siguiente administración deberá mantenerla con la misma o mayor fortaleza y energía con la que este gobierno la ha puesto en marcha.

“La Reforma Educativa mexicana no está garantizada su sostenibilidad a lo largo del tiempo si el siguiente gobierno no la asume con la misma o mayor fortaleza y energía con la que este gobierno la ha puesto en marcha”, sostuvo.

Señaló que dicha reforma tiene una estructura constitucional y normativa que la sostiene, primero con los cambios en el artículo 3º de la Constitución y luego con la expedición de las nuevas leyes o renovadas leyes del Servicio Profesional Docente, la Ley General de Educación, y la nueva Ley del Instituto Nacional para la Evaluación educativa.

“Esta es, sin embargo, una condición apenas necesaria, no suficiente, todas las reformas educativas en el mundo han demostrado tener éxito a partir de que haya una voluntad política del más alto nivel, un liderazgo público del más alto nivel, que son las que realmente permiten avanzar en su instrumentación”.

Recordó que empezó en el año 2014, en 2013 fueron las reformas constitucionales y legales, y en 2014 se empezó propiamente su instrumentación.

“La instrumentación de la reforma ha sido, sin duda alguna, muy exitosa en un contexto de complejidad por el tamaño del sistema, México tiene un sistema educativo de 26.6 millones de alumnos, 1.2 millones de maestros, 270 mil escuelas desde prescolar hasta las universidades y somos probablemente el quinto sistema educativo más grande del mundo”, abundó.

Granados Roldán afirmó que la reforma ha sido exitosa básicamente en tres componentes importantes: el primero de ellos es en el lanzamiento de un Nuevo Modelo Educativo mucho más apropiado para las necesidades del siglo XXI, que estará arrancando el próximo mes de agosto después de un amplio proceso de consulta para su confección y que se centra esencialmente en los aprendizajes clave.

El segundo elemento importante de avance, ha sido el poder crear por vez primera en la historia mexicana un Servicio Profesional Docente en el que ya han participado en distintas modalidades de evaluación, un millón 245 mil maestros con un enorme éxito, tan es así que, hasta ahora, llevamos ya entregadas esencialmente por méritos, por concursos de mérito que han presentado los maestros, cerca de 190 mil plazas aproximadamente.

Y en tercer lugar, se observa una mejoría tanto en el desempeño de los maestros como ene l desempeño de los alumnos, déjeme darle un ejemplo: en la última prueba de PLANEA que se hizo para secundaria, en dos disciplinas Lenguaje y Matemáticas, el  18 estados y 11 estados, respectivamente, mostraron incrementos muy significativos en los puntajes que obtuvieron sus estudiantes en estas dos disciplinas, de tal manera que contra lo que suele decirse está reforma está siendo instrumentada de manera eficaz y exitosa.