CIUDAD DE MÉXICO., 16 de octubre de 2019.- Tras 26 años de permanecer al frente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, Carlos Romero Deschamps renunció a su cargo como dirigente de este gremio para el cual había sido electo hasta el 2024.

El dos veces Senador de la República presentó su dimisión en una asamblea extraordinaria que se realiza en la sede del Comité Ejecutivo del Sindicato en Zaragoza 15 en la colonia Guerrero.

En asamblea la cúpula del Sindicato delibera quién ocupará la dirigencia el órgano que representa a los trabajadores petroleros.

La Fiscalía General de la República investiga denuncias presentadas por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) por presunto lavado de dinero y enriquecimiento ilícito en contra de Romero Deschamps, sin embargo, esto no implica que hayan sido congeladas sus cuentas bancarias, según detalló este miércoles en la conferencia mañanera el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

La UIF solicitó a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores información sobre las cuentas del ahora ex líder petrolero pero no había formulado la petición de su congelamiento hasta este miércoles.