CIUDAD DE MÉXICO, 12 de febrero de 2020.- El Poder Judicial de la Federación inició en el último año una seria transformación en el combate a la corrupción, el nepotismo y la impunidad, así como en la formación de un nuevo perfil de juzgador federal y la consolidación de un instituto federal de defensoría pública más eficiente y cercano a la gente, que sirva a los más pobres y necesitados.