CIUDAD DE MÉXICO, 9 de octubre de 2019.- Con la realización de su asamblea nacional en puerta, Morena se encuentra polarizado de cara al proceso de renovación de su dirigencia, por lo que el diputado federal y aspirante a liderar ese instituto político, Mario Delgado, llamó para escuchar las recomendaciones del presidente Andrés Manuel López Obrador y resolver el tema de la elección por medio de tres encuestas.

"Ante la fragilidad evidente de las asambleas que arrancan este fin de semana, es urgente tener un acuerdo político que establezca los términos y condiciones de las encuestas, para disminuir la tensión y el jaloneo en éstas, pero, sobre todo, para cerrarle el paso a fuerzas externas que intenten desprestigiar al movimiento”, aseveró.

Durante el evento denominado Sigamos haciendo historia, un llamado a la unidad de cara a la renovación de la dirigencia de Morena y donde estuvo respaldado por diputados federales y locales, así como senadores y presidentes municipales, Delgado afirmó que el partido es del pueblo y éste es el que debe elegir su dirigencia.

Refirió que no se deben dejar llevar por el canto de las sirenas y escuchar mejor al Presidente de la República, pues enfatizó que nadie mejor que él conoce al partido ni tiene mayor autoridad moral para señalar el rumbo de Morena.

"Morena no es de nadie, Morena es del pueblo, por eso pedimos a los dirigentes del partido, que se escuche al Presidente y su recomendación y que la dirigencia se decida a través de tres encuestas, dejemos que la gente decida”, enfatizó.

Por lo que, hizo un llamado a los órganos de dirección del partido para que el proceso interno se siga, dijo, con principios y prácticas democráticas, sin simulación, sin corrupción y sin politiquerías.

El también coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados hizo siete peticiones a los órganos de la dirigencia del partido, entre lo que destacó, la realización de debates entre los aspirantes, los cuales serían públicos y donde podrían presentar sus proyectos.

Pidió que se tenga un proceso transparente y democrático; así como un padrón sin simulación; que no se excluya a nadie; que se atienda la recomendación y el rumbo marcado por el Presidente y la dirigencia se elija a través de encuestas.

Además de que se conduzcan todos los morenistas, dijo, con mucha responsabilidad y madurez política; y que todos cuiden mucho a Morena.

Mario Delgado no dejó pasar la oportunidad y enumeró las características que debe tener “un buen dirigente” como refiriendo que él cuenta con ellas, pues fiel a su discurso de unidad, señaló que un buen dirigente concilia y no divide, “suma, no excluye; un buen dirigente pone el partido al servicio de la gente; y un buen dirigente escucha al Presidente”, subrayó.

“Entendamos que estamos viviendo el momento de la victoria, vamos reorganizándonos para seguir conquistando espacios de la mano de la gente, vamos a demostrar que somos la generación de mexicanos y mexicanas que estuvimos a la altura de nuestro líder histórico y lo acompañamos en el cambio verdadero para nuestro país”, puntualizó.

Y al grito de ¡Viva Morena! ¡Que viva nuestro presidente, Andrés Manuel López Obrador!, Delgado remató con un: ¡Larga vida a la Cuarta Transformación!, lo que desencadenó la euforia y algarabía de los presentes que lo arroparon en un sonoro aplauso.