CIUDAD DE MÉXICO, 13 de mayo de 2019.- Este lunes ante la Secretaría General de la Cámara de Diputados, se presentó una solicitud de juicio político en contra del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, quien de acuerdo a la demanda fabricó testigo y culpables falsos, con el fin de esclarecer el asesinato del periodista, Carlos Domínguez Rodríguez perpetrado el pasado 13 de enero de 2018.

Fue la señora Jhajaira Chávez Juárez, esposa de Adrián Montés Fernández,  una de las dos personas que ha sido inculpadas por este crimen, quien presentó esta solicitud en San Lázaro, y responsabilizó tanto el gobernador como a la Fiscalía General del estado de Tamaulipas encabezada por Irving Barrio Mojica.

De acuerdo a lo argumentado por Chávez Juárez, desde hace 15 meses hay dos personas, presumiblemente inocentes, entre ellas su esposo, que fueron acusados por un supuesto testigo quien, afirmó, habría cobrado una recompensa que el mandatario estatal ofreció.

Jhajaira Chávez explicó que su esposo, así como David Mejía Bravo, actualmente internos en el Centro de Ejecución de Sanciones (Cedes) en Altamira, Tamaulipas, fueron señalados e identificados por un supuesto testigo, de haber asesinado al periodista Carlos Dominguez, sin embargo, aseguró que ninguno de los dos se encontraban en esta ciudad fronteriza.

Explicó que cuando se suscitaron los hechos en enero de 2018, se inició una carpeta de investigación que fue ratificada el 1 de febrero de ese año, sin embargo, señaló que de forma sospechosa apareció una persona de nombre Juan Carlos Yáñez Osornio, quien es el testigo.

Yáñez Osornio declaró que el 16 de enero durante una charla celebrada en “la ciudad de Pachuca, Estado de México” (sic), los acusados le confesaron haber asesinado al periodista, sin que se aportara más pruebas de esta conversación.

Asimismo, Chávez refirió que su esposo le informó que personal de la Procuraduría General de Justicia del estado le confesaron que su detención fue por ordenes del gobernador y del procurador para dar respuesta sobre el asesinato del periodista y así, no quedar mal ante los medios de comunicación, e incluso, sostuvo, que le ofrecieron bajar su sentencia si se declaraba culpable.

En tanto, su abogado, Irving Regino, señaló para Quadratín México que hasta el momento se han entregado cartas denunciado este hecho, al Presidente Andrés Manuel López Obrador, así como a la Secretaría de Gobernación, mismas. que están en el procedimiento para ser respondidas.

De igual forma, señaló que también se presentó una denuncia ante la Comisión de Derechos Humanos de la entidad, de la cual, dijo, no han recibido respuesta, mientras que en el caso del Fiscal de Tamaulipas, sostuvo que se interpuso una demanda ante la autoridad local.

“Hay una acusación en la autoridad local pero únicamente en contra del fiscal del estado, ya que por la ley de servidores públicos del estado prevé este tipo de denuncias solo contra el procurador; esta denuncia va iniciando y estamos viendo el cause legal que se le vaya a dar”, apuntó.