CIUDAD DE MÉXICO, 8 de marzo de 2019.- Con un llamado para que la protección social de las mujeres y niñas sea garantizada, entendida como todas aquellas políticas y programas destinados a reducir y prevenir la pobreza, la vulnerabilidad, la violencia y la exclusión social, la Organización de las Naciones Unidas en México aseguró que "solo así se podrá alcanzar mayor igualdad entre hombres y mujeres, y lograr un futuro sostenible para México".

 Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, bajo el lema “Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio”,la ONU en México recalcó que el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) requiere llevar a cabo cambios transformadores, con enfoques integrales y propuestas innovadoras en defensa de los derechos de las mujeres y las niñas, y la igualdad de género.

"La inversión pública en sistemas de protección social sensibles al género, además de servicios e infraestructuras en todos los sectores, es indispensable para garantizar el acceso efectivo de todas las mujeres a la justicia, a la educación y al mercado laboral, así como a una vida libre de violencia en las diferentes etapas de su ciclo de vida.
 
El diseño del Plan Nacional de Desarrollo es una valiosa oportunidad para poner a las mujeres y a las niñas en el centro de las políticas públicas y garantizar así el desarrollo del país. Es necesario adoptar medidas urgentes para eliminar las causas profundas de la discriminación y todas las formas de violencia que siguen vulnerando los derechos de las mujeres y las niñas, tanto en la esfera pública como en la privada".

Refirió que las políticas públicas deben tomar en cuenta las grandes diferencias entre hombres y mujeres para acceder al empleo y a la toma de decisiones, tanto económicas y políticas como sociales. De igual forma, deben considerar la exclusión desproporcionada de las mujeres de los sistemas existentes de protección social, ya que éstos se encuentran ligados al trabajo formal y las cifras indican que las mujeres trabajan principalmente en la informalidad. Esto significa que no cuentan con acceso a servicios de salud, servicios de cuidados, programas para la vivienda, ni de ahorro para el retiro, entre otros.