OAXACA, Oax. 12 de diciembre de 2016.- Un supuesto explosivo que detonaron la madrugada de este lunes en un cajero Santander ocasionó que se rompieran los vidrios y se suspendiera el servicio en los mismos.

Aunque las máquinas que entregan el dinero no sufrieron daños, las afectaciones fueron a los vidrios y al piso, donde quedaron restos del supuesto explosivo.

El hecho ocurrió en el banco Santander que se ubica sobre Calzada Madero, en el número 543, a la vuelta del auditorio de la Sección 22 del SNTE.

Aquí más información: Quadratín Oaxaca