Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Archivo

Teléfono Rojo/José Ureña

José Ureña/Quadratín México
 
| 10 de agosto de 2018 | 5:00
 A-
 A+

· El PAN, a navaja libre en su Consejo Nacional
· Moreno Valle, Cortés, Adame, gobernadores…
· Gertz Manero: su resurrección y la nueva SSP

Acción Nacional (PAN) vive horas cruciales.

Apenas día y medio para decidir su futuro entre dos caminos, uno civilizado bajo sombras de sospecha y otro de ajuste de cuentas y navaja libre.

El tiempo avanza en su contra.

Formalmente hay una convocatoria al Consejo Nacional, emitida el 25 de julio, para el sábado 11 y domingo 12 de agosto con tres temas álgidos.

Todos pasan por la influencia del ex candidato presidencial Ricardo Anaya y su escudero en el partido Damián Zepeda.

Siete semanas después de la fallida campaña aliancista, el órgano azul hará “un análisis sobre el proceso electoral” y pasará revista a la situación política actual del país.

El tercer punto es el más febril: iniciar el proceso de renovación de la dirigencia nacional.

No hay consenso sobre cómo se hará y los distintos bandos afilan propuestas cual armas con dos objetivos extremos: dar continuidad a su política actual o imponer un cambio a fondo.

Moreno Valle, Cortés, gobernadores…

Uno de los prospectos es Rafael Moreno Valle.

El martes pasado comió con afines suyos en un restaurante de Polanco y acordaron dar la pelea en fases: primero durante las discusiones y luego con una candidatura sólida.

Otro frente lo conforman la mayoría de los gobernadores panistas -12 en total- y tienen estructuras, comités, recursos.

Un tercer aspirante, el michoacano Marko Cortés, se postula como elemento de conciliación porque, subraya, “no basta ganar con votos, sino que es necesario generar gobernabilidad”.

Rechaza ser continuidad de la fracasada gestión de Ricardo Anaya –sus resultados lo condenan-, a quien sin embargo califica como “mi amigo” y “el mejor candidato que había en su momento”.

Habla de reconstruir el partido “de abajo para arriba”, desde el municipio –el PAN detenta 400 y 40 por ciento de la población- con “gobiernos efectivos” en todos los niveles.

No habla de venganzas ni abre espacio a los llamados “panistas rebeldes” del Senado con Ernesto Cordero a a cabeza:

Sobre los primeros:

“Todos somos parte de la solución como todos fuimos parte del resultado”.

De los segundos:

“Hay que esperar que termine su proceso de expulsión”.

Hay otros aspirantes y quienes, con posibilidades como Marco Antonio Adame, esperan condiciones “porque lo importante es que esto camine bien para el partido”.

Vuelta de Gertz Manero y la nueva SSP

La reaparición de Alejandro Gertz Manero puede calificarse de estelar.

Estuvo en el gobierno de Cuauhtémoc Cárdenas en el Distrito Federal, cuando denunció hermandad existente en la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina.

Esa forma eufemística de hablar de cárteles internos lo hizo polémico en su momento.

Luego pasó a la misma cartera federal con Vicente Fox, sin lograr entendimiento con otros miembros del gabinete: Santiago Creel, Ramón Martín Huerta y otros.

Ahora tiene predestinado al sucedáneo del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), presumiblemente con el nombre de Agencia de Seguridad Nacional.

Pero no nada más eso: participa de manera destacada en la elaboración del organigrama y sustento legal de la futura SSP, cuyo parto apura Andrés Manuel López Obrador ante Enrique Peña Nieto.