CIUDAD DE MÉXICO, 25 de marzo de 2019.- El año pasado, los estados de Tlaxcala y Querétaro fueron los que registraron la mayor cantidad de casos de ingresos hospitalarios por abusos infantiles, según los pocos datos con los que cuenta la Comisión de los Derechos de la Niñez y de la Adolescencia del Senado de la República. 

Se sabe que en el 2015 más de 300 menores de edad requirieron atención hospitalaria en México por casos de abuso sexual, siendo casi el 88 por ciento de las víctimas niñas y mujeres adolescentes, informó la presidenta de este órgano técnico legislativo, Josefina Vázquez Mota. 

La senadora del PAN calificó como grave y frecuente la ocurrencia del abuso sexual infantil en México, apoyada en los datos del Informe Percepción del Abuso Sexual en México de Guardianes.

Según la asociación no gubernamental el 80 por ciento de estos agresores son familiares directos, aunque en su informe realizado en 2016 establece que casi el 50 por ciento de los mexicanos consideraba que el principal agresor de niñas y niños era un extraño.