CIUDAD DE MÉXICO, 10 de junio de 2017.- No eran fantasmas; los de este sábado, eran miles de ciclistas visibles que, por su desnudez, no pasaron desapercibidos en la Ciudad de México.

Sin pudor, con pintura en el cuerpo, en calzones, y otros con ropa, ciudadanos usuarios de bicicleta salieron a pedalear en Paseo de la Reforma como una forma de protesta ante la falta de respeto a quienes usan este tipo de transporte.

La rodada a la que convocó la World Naked Bike Ride México se realizó a la par de otras 50 ciudades en todo el mundo, incluyendo otras poblaciones mexicanas como Guadalajara, Morelia, Puebla y por primera vez en Aguascalientes.

Por 12o año consecutivo, la World Naked Bike Ride México (WNBR MX) regresó a las calles de la Ciudad de México, donde más de un millar de ciclistas pedalearon a través de calles emblemáticas de la capital.

Entre los objetivos de la rodada se busca cuestionar la excesiva dependencia de combustibles fósiles; respeto al ciclista y al peatón; promover el uso de transportes de locomoción humana, más ejercicio igual a mejor salud y enaltecer la fuerza e individualidad corporal.