CIUDAD DE MÉXICO, 9 de noviembre de 2018.- Aun sin definir donde vivirá, a 21 días de que tome protesta como Presidente Constitucional de la República, Andrés Manuel López Obrador adelantó lo que se prepara para el 1 de diciembre, donde, incluso, enviará un mensaje desde el Balcón Presidencial de Palacio Nacional.
Desde su casa de transición, el político tabasqueño señaló que todavía se están afinando detalles de la logística, pero detalló que después de las 11 de la mañana que se lleve a cabo la ceremonia de transición de poderes en el Congreso de la Unión, se trasladará a Palacio Nacional, a donde atenderá a los invitados internacionales que asistirán al evento; mientras que afuera, a las cuatro de la tarde iniciará un festival artístico y cultural.
"Yo voy a hablar en el Zócalo, voy a hablar desde el Balcón Presidencial a las cinco de la tarde, y terminando mi intervención voy a bajar porque los pueblos indígenas de México quieren entregarme un bastón de mando, después de esta ceremonia, sigue el festival, invito a todos los mexicanos a esta fiesta, no es un cambio de gobierno, es un cambio de régimen", explicó.
Dejó en claro que no dormirá en Palacio Nacional y que los primeros meses de su gobierno, seguirá viviendo en su domicilio actual, pues esperará a que su hijo menor, Jesús, termine la primaria en junio de 2019.
Sin embargo, no confirmó que después de esa fecha traslade su residencia a Palacio Nacional, aseguró que depende de las condiciones para ello, de lo contrario, estaría rentando una casa en un punto intermedio entre Palacio y la escuela secundaria a la que asistirá su hijo menor.