CIUDAD DE MÉXICO, 13 de noviembre de 2020.- Ante los retos sociales, económicos e incluso ambientales, especialistas conminaron a senadores a que ya es tiempo de la regulación integral del cáñamo y del cannabis, aunque cada uno con diferentes enfoques para no poner a México en desventaja frente a otros países que ya han despenalizado desde hace años su uso y consumo.

Previo a llevarse la discusión en el seno de las Comisiones Unidas de Justicia; de Salud; y de Estudios Legislativos, Segunda, del dictamen que prevé la creación de la Ley para la Regulación del Cannabis, y reforma disposiciones a la Ley General de Salud y del Código Penal, el presidente de la Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático, Raúl Bolaños-Cacho Cué, convocó a la conferencia virtual Cáñamo y Cannabis. Una regulación social, ambiental y mundial.

El Vicecoordinador del Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) señaló: “no fumo, pero me sumo, porque como sociedad hemos convivido con esta planta desde tiempos ancestrales, ha sido parte de la historia y la humanidad y no podemos ignorarla”.

En modalidad a distancia, el senador Bolaños-Cacho Cué afirmó convencido que solo con trabajo responsable y decidido es posible resolver la enorme tarea de acabar con una prohibición de 100 años. 

“Me sumo como mexicano porque comprendo que socialmente es más responsable sacar este tema a la luz y ponerlo sobre la mesa, en términos de seguridad, economía, derechos humanos y estabilidad social que mantenerlo en la oscuridad del mercado negro”, arguyó. 

El presidente de la Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático afirmó que cree en Parlamento Abierto como mecanismo de participación ciudadana permanente para la discusión y análisis de este controvertido tema, a fin de brindar más herramientas para impulsar una reglamentación que no solo sea técnica sino operativa y beneficiosa para quienes se encuentran en el circulo de producción, comercialización y consumo del cáñamo y cannabis. 

Julio Zenil, miembro y fundador del colectivo Por una política integral hacia las drogas, A.C. así como se la Asociación Mexicana de Estudio sobre el Cannabis, destacó que hace más de 20 años trabaja para lograr la despenalización de la marihuana en México, y alzar la voz por un derecho humano reconocido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación que es el del libre desarrollo de la personalidad.

En su exposición defendió que es bueno despenalizarla para usuarios y pacientes de muchas enfermedades, incluso para el medio ambiente y la economía y la sociedad. “Hoy hemos visto voluntad de muchos legisladores de escuchar, dialogar y de avanzar”.

Desde el Museo del Cáñamo y la Marihuana, en el Centro de la Ciudad de México, el especialista en el tema conminó a quitar los tabúes de esta planta, pues se le puede dar miles de usos como: cosméticos, alimenticios o textiles, que nada tienen que ver con una droga. 

Ana Erika Santana, reconocida abogada por su trabajo e impulso a la regulación justa y correcta y cannabis en México, enfocó su presentación en la sensibilización de la marihuana para su uso médico, y dijo que niños con epilepsia podrían tener una mejor calidad de vida si se dejara de tener estigmatizada una planta y encontrar que sí hay cura.