CIUDAD DE MÉXICO, 18 de octubre de 2021.-  La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) informó que solicitó audiencia inicial ante un juez de control, para formular imputaciones, en contra de 10 personas, tanto físicas como morales por los delitos de homicidio, lesiones y daño en la propiedad culposos por el desplome de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, ocurrido el pasado 3 de mayo.

Lo anterior, como lo anticipamos en días previos, luego de que el representante social de esta Fiscalía judicializó, sin detenido, la carpeta de investigación, por la probable comisión de los delitos de homicidio, lesiones y daño a la propiedad, todas culposas. 

Como lo señalamos en su momento y de acuerdo a lo que establece la Ley, particularmente el Código Nacional de Procedimientos Penales, las personas imputadas, en contra de quienes no se solicitó orden de aprehensión, y sus defensas, podrán tener acceso a los actos de investigación al ser citadas para comparecer en esa calidad. 

En ese sentido, esta Fiscalía corrió traslado, es decir, que hizo de conocimiento, a las defensas acreditadas ante el agente del Ministerio Público para lo conducente con relación a la audiencia fijada por la autoridad judicial para el próximo 25 de octubre a las 10:30 horas.

Como lo señalamos, todas las víctimas e imputados tendrán acceso completo a toda la información señalada en la carpeta, una vez que hemos presentado la investigación ante el juez para solicitar el inicio de los procesos penales. 

Así mismo, tal como se informó en su momento, esta Fiscalía General de Justicia ha realizado una investigación exhaustiva, profunda, apegada a la Ley y basada en evidencia, por lo que se ha allegado de peritajes sólidos, científicos y profesionales, realizados por expertos en diferentes materias.  

En este punto, reiteramos que esta institución ha respetado los derechos de cada persona a una legítima defensa y ha conducido la investigación con estricto apego al debido proceso. 

La Fiscalía ha integrado una investigación robusta, transparente, apegada a la Ley y basada en evidencia, y de ninguna manera obedece a consignas políticas ni busca la fabricación o protección de culpables. Al margen de la Ley, nada, y por encima de la Ley, nadie.