RÍO DE JANEIRO, Brasil, 21 de agosto de 2016.- El estadio Maracaná se tiñó con los colores de los 205 países que participaron, durante 16 días de competencia, en los Juegos Olímpicos de Río 2016, que este domingo llegaron a su fin.

En la ceremonia de clausura, los atletas olímpicos desfilaron al ritmo del máximo símbolo de la samba brasileña, Carmen Miranda.

La delegación mexicana que participó en la justa olímpica celebrada en Río de Janeiro regresa a México con cinco preseas, tres de ellas de plata y dos más de bronce.

Los deportistas caminaron mientras las banderas de cada delegación los escoltabas ante aplausos y miradas de cientos de personas reunidas en el recinto olímpico.

Los mexicanos llegaron a tierras amazónicas con 125 atletas, 23 más que en la justa celebrada en Londres 2012. Las expectativas al llegar fueron altas, pues México tenía puesta la fe en algunos deportistas que al final terminaron por desilusionar y otros dieron la sorpresa.

Fueron trece días los que tuvieron que pasar para que la delegación mexicana obtuviera su primera medalla, por conducto de Misael Rodríguez, el joven pugilista otorgó a México la primera medalla de bronce y de paso, cortó una sequía de 16 años sin presea en el boxeo.