TAPACHULA, Chis., a 03 de septiembre 2018.- Investigadores del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) descubrieron tres nuevas especies de arañas en la biósfera del Tacaná y la Sierra Madre de Chiapas, que miden poco más de dos milímetros.

Los descubrimientos son parte de un proyecto que un grupo de investigadores de Ecosur desarrollaron durante cinco años, dos de ellos en la biósfera del Tacaná y los últimos tres en la Sierra Madre de Chiapas.

De acuerdo al doctor Guillermo Ibarra Núñez, uno de los investigadores; la idea fue trabajar los arácnidos en los bosques de niebla de la Sierra Madre de Chiapas, por ello se inició la recolección en la biósfera de El Tacaná y después El Triunfo, El Cerro el Boquerón y la Sepultura.

“El primero de los casos, se trata de dos especies de arañas muy pequeñitas que viven en el suelo, que deambulan y caminan entre la hojarasca del bosque de niebla”, explica Ibarra Núñez en entrevista con Quadratín Chiapas.

Pertenecen a una familia que no se ha estudiado mucho en México, pero en los años 30 o 40 algunos investigadores americanos describieron algunas especies de México, no para el sureste, sino del Centro y del Norte del país.

“Después de esto, ni los americanos ni mexicanos habían investigado, por ello, empezamos a indagar esta familia en su taxonomía, que fue uno de los resultados de este proyecto”, dijo el investigador.

Abunda que el segundo caso, se trata de una araña tejedora, de una familia particular que es muy diversa y que tiene características muy particulares, y un uno de los aspectos que la hacen interesante es que el género de este arácnido no se había encontrado en México, sólo en Sudamérica y “ahora encontramos una especie que es distinta a las especies sudamericanas”.

Los arácnidos miden poco más dos milímetros de su cuerpo, que tienen que ser vistos a través de microscopios adaptados a una computadora.

Más información en Quadratín Chiapas