ACAPULCO, Gro., 13 de marzo de 2019.- Organizaciones defensoras de derechos humanos que representan a los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, respondieron que los videos revelados este miércoles que muestran la presunta relación entre uno de los jóvenes y el Ejército, confirman que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) no reveló toda la información con la que cuenta sobre el caso Iguala y su participación en él.

En un comunicado, el Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh), Servicios y Asesoría para la Paz (Serapaz), y el Centro de Análisis e Investigación Fundar indicaron que dichos videos eran desconocidos por los representantes de las familias de los estudiantes y que fueron difundidos sin consentimiento de Joaquina Patolzin, madre de Julio César López, uno de los 43 jóvenes desaparecidos y que estuvo en activo en el Ejército, y que desde la normal hacia trabajos de inteligencia para las Fuerzas Armadas.

Aseguraron que los videos difundidos “confirman que el Ejército cuenta con información adicional sobre el caso que a más de cuatro años y medio de los hechos no se ha brindado a la Procuraduría General de la República (PGR), ni mucho menos se ha dado a conocer a las familias y a sus representantes legales”, y afirmaron que es “innegable” que el material fue grabado en instalaciones militares y proviene de personal del Ejército.

“En este sentido, destacamos que el Coronel que aparece en el material no ha rendido declaración alguna en el caso y la muestra de sangre extraída por personal castrense a la madre del estudiante Julio César López Patolzin no obra en los expedientes de la PGR, lo cual sugiere la posible existencia de una investigación paralela en el ámbito militar”, agregaron.

Más información AQUÍ