Faltan pruebas de laboratorio en el IMSS

Es necesario que el equipo de Zoé Robledo en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) verifique que Hemoser, de Ignacio Higareda, cumple con la prestación del Servicio Médico Integral de Estudios de Laboratorio Clínico 2020-2022, pues profesionales de la salud alertan retrasos graves por parte de la proveedora.

Diversas versiones apuntan a que en hospitales de la Delegación Sur del IMSS Ciudad de México faltan los equipos e insumos necesarios, además de que no se habría capacitado a tiempo al personal. Los atrasos afectarían, por lo menos, a un millón de usuarios, solo al considerar esta partida presupuestal.

A la severidad del asunto se añade que las pruebas de sangre, orina, heces y otros fluidos y tejidos son indispensables para que se conozca el estado general del cuerpo humano y se proceda al tratamiento de pacientes en urgencias, terapia intensiva y neonatología. 

Junto con Tesi de México, Hemoser se quedó con otras 13 partidas por lo que su proveeduría también incluye decenas de nosocomios en Veracruz, Chiapas, Nuevo León, Quintana Roo, Yucatán, Chihuahua, Coahuila, Baja California, así como en Morelos.

Para nadie resulta extraño que médicos capitalinos hayan decidido exponer los problemas a los que se enfrentan, ya que comentan que en lugar de que los estudios sean realizados directamente en las unidades del Instituto, son enviados a otros laboratorios, por el que el tiempo de respuesta puede ser hasta de dos días.

De acuerdo con la Licitación Pública Internacional Bajo Cobertura de los Tratados de Libre Comercio LA-050GYR988-E7-2019, el servicio debía iniciar puntualmente el pasado 1 de julio, por lo que las afectaciones ya tendrían más de un mes en curso.

Hemoser y Tesi de México fueron declaradas ganadoras de las partidas 2, 7, 8, 17, 19, 23, 32, 35, 39, 40, 44, 49, 53 y 57, por un monto mínimo de mil 275 millones 600 mil pesos y un máximo de 3 mil 180 millones de pesos, por lo que los médicos piden que se revise con lupa los reportes que hagan al Instituto ambas firmas.

*** Solidaridad regia

Bien por los ciudadanos que unen esfuerzos para ayudar a las personas afectadas económicamente por la pandemia, pues la suma de voluntades es lo único que nos puede sacar adelante, tal como la iniciativa Cocinamos Monterrey, que impulsan Lidia Elizondo Himes, Thelma Cora Garza y Gretta Villarreal, para llevar comidas saludables a quienes más lo requieren.

Y es que, nos cuentan que el entusiasmo de los voluntarios, organismos civiles y donantes ha sido apabullante, pues gracias al trabajo en equipo como sociedad, las comidas llegan a más de 4 mil personas a la semana; hablamos de desempleados, familias de escasos recursos, migrantes, población indígena o en situación de calle. Esperemos que la ayuda a personas en situación vulnerable continúe a través de estas iniciativas solidarias.  

*** Calidad en alimentos 

TOME NOTA *** Conforme avance la Nueva Normalidad después del paso del Coronavirus, es bien sabido que la industria de alimentos vivirá una nueva era en la que las medidas sanitarias podrían determinar el éxito o no de las empresas dedicadas a este rubro. Así, firmas como El Sardinero, de Jorge Carlos Fernández Francés, se adelantaron y desde que comenzó la emergencia sanitaria, se alineó a las estrategias del gobierno federal de garantizar la inocuidad de la comida que entrega a Instituciones clave como hospitales, centros de salud, clínicas, comedores industriales y penitenciarias. 

Hablamos de una empresa 100% mexicana con 90 años de operación, que cuenta con decenas de certificaciones que aseguran la calidad de los víveres que transporta, prepara, cocina o sirve, bajo el cumplimento de las Normas como la ISO 9001, ISO 14001, ISO 22000, ISO FSSC 22000 e ISO 28000, entre otros. [email protected]