MORELIA, Mich., 27 de septiembre de 2020.- Edificaciones públicas, viviendas particulares, negocios e iglesias localizados sobre la avenida Madero, entre las calles Sor Juana Inés de la Cruz y Benito Juárez, exhiben pintas, grafitis y pegatinas colocadas por participantes en la marcha realizada ayer viernes para demandar justicia para Jessica González Villaseñor, joven docente víctima de homicidio.

Aunque los efectos más notorios se observan en el Palacio de Gobierno y el Congreso del Estado, donde además de las pintas, grafitis y pegatinas, manifestantes rompieron los vidrios de algunas ventanas y trataron de incendiar la puerta del acceso principal, la mayor parte de los inmuebles ubicados en el trayecto de la marcha evidencia alguna expresión.

“Jessica vive”, “Nilda”, “Estado feminicida”, “Wey, mi pared”, “Morelia feminicida”, “Justicia”, son algunas de las leyendas que se distribuyeron en tintas morada, rosa y verde, principalmente, por muros de cantería, puertas de madera, cortinas metálicas, aparadores de vidrio, papeleras peatonales, módulos de atención al turista, puestos de periódicos, aceras y la superficie de rodamiento de la avenida Madero, frente al Palacio de Gobierno.

Asimismo, se pueden detectar leyendas en memoria de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos en Ayotzinapa, a seis años del hecho.

Más información AQUÍ