CIUDAD DE MÉXICO, 12 de junio de 2019.- La Fiscalía General de la República (FGR) ya puede detener al ex gobernador de Puebla Mario Marín, implicado en el arresto y tortura de la periodista Lydia Cacho, en 2005.

Grupo Fórmula añadió que la detención podrá efectuarse luego de que la juez federal dejó sin efecto la suspensión provisional de la orden de aprehensión que había en contra del ex mandatario.

La suspensión provisional fue otorgada a Mario Marín luego de que tramitara una demanda de amparo, pero al no ratificarla ésta quedó sin efectos.

Desde abril pasado, se ordenó la aprehensión del ex gobernador y del empresario Kamel Nacif, por su presunta responsabilidad en el caso de tortura en contra de la periodista.