CIUDAD DE MÉXICO, 16 de abril de 2019.- En el Centro de Mando de la Policía Federal (PF) celebraron los 30 años de servicio de su Unidad Canina, la cual cuenta con 166 ejemplares entrenados en la detección de narcóticos, papel moneda, personas, armas y explosivos.

El comisionado general de la PF, Arturo Jiménez Martínez, reconoció la entrega y valentía en actos de servicio de los oficiales caninos de la División de Fuerzas Federales y agradeció la colaboración de aliados estratégicos como la Oficina de Asuntos Antinarcóticos para la Aplicación de la Ley de la Embajada de Estados Unidos y de la Federación Canófila Mexicana.

Destacó que "nuestra institución se mantiene firme en el compromiso de proteger la vida en todas sus manifestaciones" y añadió que la PF es una institución pionera a nivel federal en considerar la adopción de los ejemplares caninos como un medio de retiro.

También señaló que los policías federales son fieles y disciplinados, tienen un alto concepto del honor, de la justicia y de la moral. "Estoy cierto que esta gran corporación compartirá personal, técnicas y procedimientos para fortalecer a la Guardia Nacional", concluyó.

El titular de la División de Fuerzas Federales, Raúl Ávila Ibarra, reconoció la aportación de los 166 ejemplares caninos en el rescate de personas en estructuras colapsadas y espacios confinados en países como Haití y Guatemala; en los sismos de 2017 en Oaxaca y en la Ciudad de México, así como en la detección de restos humanos, incautación de armas de fuego, papel moneda y diferentes tipos de drogas. 

Reiteró que la Unidad Canina cuenta con el primer Hospital Veterinario certificado a nivel nacional en el sector público y privado en buenas prácticas veterinarias y bienestar animal; además de ser la primera institución a nivel federal que mantiene su programa de retiro digno de oficiales caninos, lo cual evita la eutanasia y garantiza que puedan disfrutar del cariño y cuidado de un entorno familiar.

Osvaldo Alfaro Rivero, representante de la Federación Canófila Mexicana, resaltó los logros de la Unidad Canina en su labor para preservar la seguridad, así como su valiosa participación en desastres naturales. Y destacó la parte sensible de esta corporación que ha permitido incluir a estos elementos en un nuevo entorno familiar.

Osvaldo Alfaro entregó un reconocimiento al titular de la PF en agradecimiento a esta colaboración.

Al culminar el evento se llevó a cabo una demostración del entrenamiento y capacidades de los ejemplares caninos, los cuales pueden detectar distintos tipos de drogas, armamento, papel moneda, y gracias a la colaboración de la Real Policía Montada de Canadá esta unidad cuenta con una certificación para la detección de fentanilo.