TECÁMAC, Edomex., 27 de mayo de 2014.- En el marco del Día Mundial Sin Tabaco, a celebrarse el próximo 31 de mayo, se recomienda extremar protección a los fumadores pasivos, quienes están expuestos a padecer las enfermedades respiratorias.

Marisol Torres Toledano, internista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Estado de México Oriente, indicó que “en el humo del cigarro ajeno (aunque las concentraciones son inferiores) los individuos absorben la fumarada a través de las vías respiratorias, entran los componentes del humo en la circulación y se distribuye en general”.

Por ejemplo, “el sistema genitourinario (conjunto de todos los órganos del sistema urinario) está expuesto por la eliminación de los compuestos por la orina. Algunas sustancias entran en las células alterándolas y generando cáncer”, señaló la internista.

Las investigaciones mundiales desde 1994 documentan al tabaco como causa de infecciones respiratorias, decremento de la función pulmonar, frecuencia aumentada de bronquitis y neumonía, otitis medias, incremento en los síntomas y severidad del asma, aparición de asma, enfisema, factor de riesgo para el síndrome de muerte repentina del infante, cáncer de pulmón en el adulto, junto con muchos tipos de cáncer, enfermedad cardíaca y cerebrovascular, entre muchas otras.