MÉXICO, DF, 21 de octubre de 2014.- El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia Villanueva confirmó que la madrugada del 30 de junio de 2014, militares privaron de la vida de manera ilegal a 22 personas en Tlatlaya, estado de México.

El Ombudsman dijo que 12 de las personas ejecutadas ya se habían rendido y estaban sin armas y tres más estaban inertes.

Sobre la privación ilegal de la vida, Plascencia Villanueva la calificó así: "Es una de las más graves violaciones de derechos humanos que se puedan hacer".

Entre las víctimas se encontraban tres adolescentes, dos de 17 años y una de 15.

En el lugar de los hechos se alteró la escena criminal, y autoridades de la procuraduría de Justicia del Estado de México obstaculizó la entrega de imágenes para la investigación de parte de la comisión.

Por los hechos de Tlatlaya, la CNDH emitió recomendaciones en materia de derechos humanos para la Secretaría de la Defensa Nacional; para la Procuraduría General de la República y para el gobierno del Estado de México.