CIUDAD DE MÉXICO, 12 de abril de 2016.- El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue, consideró “optimista” la expectativa de crecimiento económico del país que dio a conocer el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens.

“La expectativa que yo conocía era del 2.4, 2.6 por ciento, tal vez un dato optimista sea un tres por ciento, espero que así sea”, consideró el universitario tras concluir una reunión privada con los integrantes de la bancada del PRI en el recinto parlamentario.

El rector de la máxima casa de estudios del país lamentó que los niveles de crecimiento económico estén por debajo de las proyecciones emitidas el año anterior, por lo que resaltó que se es necesario una mayor productividad nacional.

“Lo que si estamos sufriendo, y lo vemos claramente, es que no estamos creciendo en lo económico, lo que esperaríamos (…) abatir las diferencias para arriba siempre será creciendo y produciendo más; la expectativa que yo conocía era del 2.4, del 2.6 por ciento”, afirmó.

La semana pasada, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) redujo las expectativas de crecimiento del PIB de México para 2016, de 2.6 a 2.3 por ciento.

Senadores apoyan a UNAM en caso del auditorio Che Guevara

Enrique Graue señaló que uno de los temas abordador con los senadores de la República del PRI fue la ocupación del auditorio Justo Sierra de la Facultad de Filosofía y Letras de Ciudad Universitaria, mejor conocido como Che Guevara, por personas ajenas a la UNAM.

“Si se comentó y expresaron solidaridad con la UNAM, para que la universidad lo resuelva”, afirmó el rector de la UNAM en entrevista.

Desde el año 2000 un grupo identificado como OkupaChe tomó las instalaciones del auditorio universitario con la intención de realizar cursos culturales y vendimia de alimentos hasta la fecha.

Los líderes de este grupo son identificados como José Luis Ramírez Alcántara, El Chómpiras y Jorge Mario González García, quienes fueron expulsados de la comunidad universitaria en 2013, tras registrarse los hechos violentos de febrero de aquel año en el CCH Naucalpan.