MÉXICO, DF., 8 de marzo de 2015.- Las elecciones de 2000, en las que el PRI perdió la Presidencia, marcaron la entrada de México a un sistema democrático pleno; a 15 años de distancia 36.7 por ciento de los mexicanos cree que la democracia va en retroceso, descubrió una encuesta de Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE).

A pesar de este oscuro panorama en la evaluación democrática, la ciudadanía parece dispuesta a participar en las elecciones, ya que al menos 68 de cada centena de entrevistados dijeron que es probable que acudan a las urnas.

Pero, aunque es alta la prometida participación, resulta menos a la de las pasadas elecciones, ya que los encuestadores pidieron a la gente que mencionara si acudió a las urnas en 2012: 78.1 por ciento sí votó, mientras que 21.4 por ciento no lo hizo.

Al margen de esto, y además de que un tercio de la población piensa que la democracia pierde terreno, 44.5 por ciento de los 600 entrevistados por GCE considera que el modelo democrático mexicano se halla estancado.

Pero hay 14.7 por ciento de la sociedad satisfecho o al menos eso indica su consideración sobre que en democracia el país avanza.

De cada cien hombres entrevistados hay 38 que ven deterioro democrático, 43 estancamiento y 16 avances; mientras 35 mexicanas piensan que la democracia va en reversa, 45 que cayó en el limbo y 14 que progresa.

Con todo y que suman más los ciudadanos que piensan que en democracia México se estancó o va en retroceso, y a pesar de que normalmente el abstencionismo gana las elecciones federales intermedias, en las de julio próximo los votantes podrían ser mayoría.

Esto de acuerdo con los resultados de una escala de probabilidades, del 1 (nada) al 10 (muy probable) presentada por Gabinete (www.gabinete.mx) a la gente:

El promedio fue de 7, es decir que habría de darse una buena participación, ya que 35.7 por ciento valoró que con 10 (muy alta) la probabilidad de acudir a las urnas, 8.5 por ciento la calificó con 9, el 13.9 por ciento le dio 8, un 5.9 por ciento la estimó en 7 y 4.2 por ciento le dio 5.

En la parte del abstencionismo se inscribió 28.2 por ciento de la ciudadanía, pues 11.6 por ciento puso cero cuando estimó la probabilidad de votar en julio próximo, 1.7 por ciento la valoró con uno, 1.5 por ciento con dos, 1,5 por ciento con tres, 2.2 por ciento con cuatro y 10 por ciento con cinco.

Las mujeres (79 de cada cien) participaron más en los pasados comicios, ya que fueron a las urnas 76 hombres. Pero este año parece que habrá equilibrio de género en las urnas, ya que 36 de cada cien mexicanas dijeron a GCE que es muy probable que voten, derecho que piensan realizar 35 mexicanos.