MÉXICO, DF, 19 de enero de 2015.- En los municipios de San José del Rincón, Estado de México, y Nahuatzen, Michoacán, existen más aparatos de televisión que viviendas, según el padrón del Programa para la Transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT).

De lo anterior, diputados federales del PAN detectaron deficiencias en el programa del Gobierno federal a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, vinculados con la Política de TDT para la entrega o distribución de equipos de señal digital, y el uso electoral que hace del mismo.

En el caso del municipio mexiquense existen 115 por ciento más televisores que viviendas. Pero en la localidad michoacana Nahuatzen, hay 124 por ciento más teles que viviendas, siendo parte de los mismos estados que tendrán elecciones locales.

En rueda de prensa, el presidente de la Comisión Especial de Agenda Digital y Tecnologías de la Información, Juan Pablo Adame Alemán, detalló que la empresa que ganó la licitación de entrega de televisiones digitales en ese municipio, es el Grupo HTCJ & Asociados en un costo unitario de dos mil 195 pesos por tele, dando un monto total de casi 17 millones de pesos.

“De acuerdo a los datos demográficos de Nahuatzen, habitan 27 mil personas en seis mil 208 viviendas, pero se solicitaron siete mil 710 teles, cuando el programa es dedicado a viviendas no a personas”, denunció el legislador panista.

Durante la conferencia, el diputado presentó una televisión que le hizo llegar un beneficiario molesto por el condicionamiento del que fue objeto al recibir el equipo, con lo que se confirma el uso electoral.

Además exhibió con facilidad cómo se puede remover el adhesivo de Mover a México, que identifica a los aparatos que son parte del programa social, los cuales advirtió pueden terminar en cualquier casa de empeño o venderse en el mercado negro.

Presentó un video en el que se exhibe que beneficiarios del programa señalan con júbilo que el PRI es el que les está regalando las pantallas.

Manifestó su preocupación por la falta de implementación de un programa de canje, pues “no se está hablando de entregar una tele vieja por la nueva, lo que generará basura chatarra de aparatos análogos, contaminando al país.”

Apoyado en datos del INEGI, de la propia licitación y del propio programa que dio a conocer a la opinión pública, Adame Alemán evidenció que además existe opacidad en el Presupuesto de Egresos de la Federación y el Presupuesto de la SCT respecto a los recursos que se solicitaron el año pasado, pues se requirieron siete millones 500 mil pesos; para 2015, ocho millones 611 millones de pesos, para dar un total de más de 16 millones.

“Si cada tele está en promedio en dos mil, en una simple suma vemos que va alcanzar para ocho millones, no para las más de 10 millones de familias que el presidente de la República ofreció en su mensaje a la nación a principio del año”, manifestó el legislador morelense.

Precisó a Quadratín México que tanto Senadores y Diputados del PAN como el propio Comité Ejecutivo Nacional se encuentran preocupados en el tema, debido a que en el 2015 –en año de elecciones– “huele a todas luces a un programa electorero.”

“Estamos buscando lo mismo –Diputados y Senadores– y nos preocupa exactamente lo mismo, que a la gente le llegue el beneficio y que puedan ser reales las promesas del propio Gobierno y que no se esté gastando de mala manera el dinero de los mexicanos”, señaló.

El PAN lanzó la página de Internet www.telesporvotos.mx, plataforma creada para que la ciudadanía pueda denunciar mediante fotos y comentarios sobre las irregularidades del programa.