CIUDAD DE MÉXICO, 9 de mayo de 2016.- En el marco de la campaña para elegir a quienes formarán parte del Congreso Constituyente, el candidato Eduardo Miranda Esquivel (PT) denunció que el gobierno capitalino y la administración federal tienen las manos metidas en el proceso al ofrecer programas sociales en plena veda electoral.

“El gobierno del Distrito federal debe sacar las manos de la elección, así como el gobierno federal; porque, qué curioso que hoy en todos los medios más que aparecer el asunto de las elecciones del Constituyente en el Distrito Federal y las restantes elecciones, que se van a dar en el país, y resulta que hay una campaña desenfrenada del gobierno federal para dar seguro social a una cantidad importante de estudiantes, lo cual es muy justo, pero nos parece totalmente demagógico”, acusó.

En entrevista con Quadratín México, Miranda Esquivel, candidato por el Partido del Trabajo, explicó que el proceso de origen “está viciado, limitado o truncado” ya que no se cuenta con una representación política equitativa como lo avala la última elección en la capital de la República mexicana.

“El decreto constitucional derivado de la reforma política, de los acuerdos del Pacto por México, lo que trajo consigo fue una reforma castrada limitada que no se cumple exactamente con los términos o comisiones que establece el artículo 39 Constitucional en cuanto a que la soberanía reside originalmente en el pueblo”, afirmó.

El también presidente de la Unión de Juristas de México, explicó que el decreto manifiesta la conformación de una asamblea para redactar la nueva Carta Magna, pero reservando 40 por ciento sólo para candidatos del organismo político oficial, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y sus partidos aliados.

“No hemos cuál es el fundamento ético, moral o jurídico para que hayan reservado 40 lugares, y la única explicación que tenemos es que el acuerdo político ha permitido el reposicionamiento del PRI en la ciudad de México”, resaltó.

A manera de ejemplo, sostuvo que esto representaría lo que en un encuentro de futbol fuera que, apenas saliendo a la cancha, uno de los equipos saliera con un gol a su favor.

“El que reparte y comparte se queda con la mayor parte. O es como si en un partido de futbol nosotros iniciáramos con una ventaja de un gol contra cero, es decir, estamos jugando en la cancha del adversario en condiciones adversas”, explicó.

Aunado a esto, denunció que la redacción de la Constitución esté en manos de “un grupo de notables”, fuera del alcance de quienes serán votados el próximo 5 de junio en la elección de quienes se convertirán en legisladores de la ciudad de México para formar la Asamblea Constituyente.