AYALA, Mor., 10 de abril de 2015.- Integrantes del frente de Pueblos Unidos en Defensa del Agua y la Tierra, del Frente Popular Revolucionario y el periodista Rodolfo Macías, lograron superar los filtros y retenes de seguridad implementados por oficiales vestidos de civil y uniformados del Mando Único para interrumpir la ceremonia oficial por el 96 aniversario luctuoso del General Emiliano Zapata Salazar y perseguir al gobernador Graco Ramírez Garrido Abreu y al secretario de Comunicaciones y Transportes Gerardo Ruiz Esparza, quienes ya no colocaron la ofrenda floral en el monumento ecuestre ubicado en la ex hacienda de Chinameca al sur del municipio de Ayala.

Ni los elementos del Mando Único, ni los que se encontraban vestidos de civil, mucho menos el grupo de choque que con porras trató de minimizar los gritos de protesta, ni lograron contener a los campesinos, amas de casa, estudiantes, jornaleros y profesionistas que se manifestaron en contra de la instalación de la termoeléctrica, el acueducto y la política social y de apoyo al campo.

Antes de iniciar la celebración, los integrantes del Frente Popular Revolucionario, miembros del campamento del que era líder Gustavo Salgado Delgado, llegaron hasta la plaza principal para demandar la integración de una mesa de negociación, justicia para nuestro compañero caído, que se nos de la seguridad jurídica del asentamiento donde nos encontramos y se permita disfrutar de todos los derechos y garantías sociales que tienen los ciudadanos sin importar que seamos indígenas o que hablemos una lengua distinta, como lo señaló su vocero el profesor Ignacio Díaz Montes.

Con la representación del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, asistió ala Ceremonia Cívica Conmemorativa al Nonagésimo Sexto Aniversario Luctuoso del general Emiliano Zapata Salazar, quien antes de la protesta de los ciudadanos, había señalado que "Zapata es emblema de la lucha por la dignidad de la humanidad hace más de cien años" y "el epicentro de su ideal fueron los campesinos", además, cuyo "legado sigue vigente", enfatizó.

Acompañado de Graco Luis Ramírez Garrido Abreu, gobernador del estado de Morelos, Ruiz Esparza destacó que Tierra y Libertad es una proclama que ha continuado imperecedera en el tiempo y en el espacio, hasta convertirse en un ideal universal que sigue acompañando las exigencias de las mujeres y los hombres del campo de todos los confines de mundo.

Tierra y libertad, dijo, fue en 1909 el motor de lucha que impulsó a Zapata y a un puñado de valientes campesinos a iniciar la búsqueda de un sueño. Por fortuna, somos un pueblo que honra y reconoce el trabajo y esfuerzo de todas aquellas mujeres y hombres que lucharon, a lo largo de la historia, por transformar a México. Por eso hoy nos reunimos en esta Ex Hacienda de Chinameca para conmemorar el 96 aniversario luctuoso del Caudillo del Sur, mexicano que, con visión y pasión, trabajó por los intereses de nuestra patria, dijo ante el abucheo de los campesinos presentes.