SALINA CRUZ, Oax. 26 de septiembre de 2014.- Habitantes de 25 comunidades de la zona Norte del Istmo de Tehuantepec protestaron en las instalaciones de la refinería Antonio Dovalí Jaime por los constantes derrames de materiales peligrosos y por la construcción del gasoducto Jaltipan-Salina Cruz que realiza Pemex.

Los inconformes acusaron a Pemex de no atender de manera integral las afectaciones por los derrames y fugas y de una falta de compromiso social por no informar sobre las condiciones y consecuencias al ambiente y las personas que traerá la construcción de dicho gasoducto.

Los habitantes de las comunidades pertenecientes a los municipios de Matías Romero, San Juan Guichicovi, Santa María Petapa, Santo Domingo Petapa, El Barrio de la Soledad e Ixtaltepec, se manifestaron en el acceso principal de la refinería ubicada en Salina Cruz.

Los manifestantes exigen a Pemex y a la Secretaría de Gobernación (Segob) el establecimiento de una mesa de diálogo en la que participe la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y el Sistema Nacional de Protección Civil.

De manera simultánea, informaron, se tomaron las instalaciones de la Torre de Pemex en la ciudad de México con el fin de que sean escuchadas y atendidas sus peticiones.

Habitantes de estas comunidades se oponen a la construcción del Megaproyecto Corredor Transístmico, el cual incluye en una primera etapa la reconstrucción de un ducto abandonado en el Istmo para convertirlo en el gasoducto Jaltipan-Salina Cruz, mediante el cual se busca transportar grandes volúmenes de gas natural para atender el abasto de la refinería Antonio Dovalí Jaime y para exportar a China.