MÉXICO, DF, 21 de octubre de 2014.- Dos plagiarios que fueron detenidos gracias a que durante una revisión policiaca rutinaria la víctima, que estaba en la cajuela, gritó solicitando el apoyo de los uniformados, recibieron 27 años de condena.

Los hechos fueron en marzo de 2014, cuando la policía capturó a Juan Ignacio Sánchez Ávila o José Manuel Ochoa Almazán, quien en ese momento tenía una orden de aprehensión pendiente por delitos contra la salud, y a  Baitazar Rodríguez, quienes llevaban plagiado a un hombre al que levantaron en el estado de México.

Con las pruebas aportadas el Juez 30 Penal, del Tribunal Superior de Justicia del DF decidió emitirles una sentencia condenatoria

El día del plagio la víctima llegaba a su trabajo en Ecatepec, estado de México, mientras hacía maniobras para estacionar su camioneta, cuatro hombres llegaron en un auto: dos de los cuales bajaron del vehículo y lo amagaron con pistolas.

Luego lo obligaron a meterse a la cajuela de su camioneta y se lo llevaron. Los plagiarios salieron del estado de México por la Avenida Central y entraron a la delegación Gustavo A. Madero.

En el camino le quitaron su teléfono celular y su cartera, de donde extrajeron sus tarjetas. Mientras uno de los plagiarios se dedicaba a sacar dinero de los cajeros, otro lo vigilaba, en tanto que sus cómplices los escoltaban desde el otro vehículo.

José Ochoa y Baitazar Rodríguez circularon sobre calles de la delegación Gustavo A. Madero, donde fueron detenidos por elementos policiacos para revisión, situación que aprovechó el afectado para pedir ayuda.

Estos sujetos fueron asegurados en Avenida 608 y Francisco Morazán, colonia San Juan de Aragón, sexta sección.