CIUDAD DE MÉXICO, 25 de marzo de 2020.- En la Cámara de Diputados ya se confirmó el primer caso de una persona contagiada por coronavirus, por lo que, de acuerdo a la Secretaría General se activaron los protocolos sanitarios una vez que se supo y todas las personas que estuvieron en contacto con él se encuentran en aislamiento en sus casas.

Se trata de un hombre de 30 años que realizaba actividades administrativas de la empresa TGC Geotecnia, SA de CV, que hace trabajos de supervisión de la renivelación de los edificios A, B y H en el recinto Legislativo.

Al querer minimizar este hecho, la secretaria General, Graciela Báez, ha sido enfática en señalar que se trata de personal externo, sin embargo, este caso se dio cuando ya se estaban implementando los protocolos de prevención.

De acuerdo a un comunicado emitido esta tarde por la Cámara de Diputados, desde el pasado viernes este trabajador dejó de asistir a sus labores, mientras que todo el personal de Servicios Generales de San Lázaro que estuvo en contacto con él, se encuentra en sus hogares y se le dará seguimiento.

Ante la fase 2 de la contingencia por el Covid 19, la Cámara de Diputados mantendrá el protocolo sanitario para proteger a sus trabajadores, por lo que, los legisladores están realizando sus actividades a través de plataformas digitales.

Mientras que el recinto legislativo trabaja a su mínima capacidad, “en los últimos dos días han acudido a trabajar, en promedio, 900 personas, que corresponde al 12 por ciento del total que asiste a la Cámara”, señala el documento.

Antes, en su cuenta de Twitter, la secretaria General de San Lázaro @GracielaBaez dio a conocer el caso, sin embargo, ante algunas críticas que recibió, insistió en señalar que se trataba de personal externo.

Añadió que era responsabilidad de él acudir al centro de salud si presentaba síntomas, como de la empresa a la que pertenece darle seguimiento.

“Se trata de un proveedor externo de @Mx_Diputados es su responsabilidad ir al Centro de Salud que corresponda y la de su patrón, darle seguimiento”, se lee en su red social.

Hace dos semanas en San Lázaro se empezó a activar el protocolo de prevención, en el que se establecen las medidas preventivas para aislar a todos los trabajadores y evitar la propagación del virus, en el caso de que surgiera algún infectado.

Se mandó a sus casas a los trabajadores adultos mayores de 60 años y grupos de personas con riesgo por diabetes, hipertensión arterial o cualquier otra enfermedad que los ponga en riesgo.

Además, todo el personal sindicalizado, de base, las y los niños del CENDI y sus padres no acuden a laborar desde el lunes 23 de marzo, mientras que los trabajadores de confianza, eventuales y prestadores de servicios bajo el régimen de honorarios, asisten de conformidad con las necesidades de la carga laboral de sus áreas.