CIUDAD DE MÉXICO, 4 de noviembre de 2019.- Al considerar que no existen condiciones para un golpe de Estado en México, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado de la República, Ricardo Monreal, señaló que los mensajes del presidente Andrés Manuel López Obrador “vacunan” posibles mini conspiraciones de grupos económicos, de intereses o de personas que se sienten desplazados y lastimados.

“Conozco al Presidente hace 22 años y nunca dice nada sin meditarlo, lo que yo advierto es que tiene información. Es el hombre más informado, máxime como Presidente si tenía información antes como candidato”, dijo el coordinador parlamentario de Morena.

En conferencia de prensa, indicó que el Primer Mandatario conocía lo que iban a desatar los mensajes institucionales que publicó a través de sus cuentas oficiales de redes sociales sobre que la transformación que encabeza cuenta con el respaldo de una mayoría libre y consciente, justa y amante de la legalidad y de la paz, que no permitiría otro golpe de Estado.

El líder morenista recalcó los mensajes de López Obrador vacunan posibles conspiraciones de estos mini grupos al estar enterado. “Yo creo que el Presidente de la República tiene los hilos de la gobernabilidad”, subrayó Monreal Ávila.

“En los hechos estaba diciendo: no soy ningún ingenuo ni soy ningún títere de nadie, eso es lo que está diciendo, voy a gobernar con la ley en la mano y con el apoyo popular de los ciudadanos”, dijo el senador de Morena al reiterar que por ello cree que el mensaje presidencial de referir un golpe de Estado fue meditado.

Consideró inédito que un Presidente de la República haya el alzado la voz, también lo mismo que un general del Ejército haya hecho lo propio, como el general Carlos Gaytán Ochoa, quien lanzó una crítica que los soldados se sentían ofendidos y sobre una ideología dominante de izquierda pero no mayoritaria en el país.

Monreal Ávila no ve estas mini conspiraciones en el ámbito castrenses, más bien en los grupos que venían detentando poder, monopolizando privilegios, contratos, recursos e instalación en los poderes público, Judicial y Legislativo, y ahora no encuentran la forma de reinstalarse en un gobierno heterodoxo.