CIUDAD DE MÉXICO, 17 de febrero de 2020.-  Al hacer un llamado a las autoridades para que los crímenes de Ingrid Escamilla y la niña Fátima no queden impunes y se aplique la justicia, la Arquidiócesis Primada de México se comprometió a fortalecer las acciones pastorales para contribuir a que permee un ambiente de respeto de la dignidad de toda persona.

"De nuestra parte, nos comprometemos a fortalecer las acciones pastorales para contribuir e impulsar en la sociedad un ambiente de respeto a la dignidad de toda persona, al fortalecimiento de las familias y a la educación para la paz y la justicia", informó.

La Iglesia Católica expresó que es consciente que estos hechos provocan miedo, enojo y desesperanza entre la población, por lo que se unió al pesar que vive la Ciudad de México, además de manifestar su enérgica condena por estos crímenes. 

"Por ellas y por sus familias elevamos nuestras oraciones, y expresamos nuestra convicción en la importancia de la protección de la familia, como el lugar privilegiado para la educación y la transmisión de valores esenciales, entre ellos, el respeto por el prójimo, como el Evangelio de Cristo lo enseña", culminó.