CIUDAD DE MÉXICO, 14 de octubre de 2019.- Con el desacuerdo de los grupos de oposición, las Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público y la de Justicia de la Cámara de Diputados, aprobó en lo general la minuta enviada por el Senado en materia de facturación falsa y empresas fantasmas.

Con un total de ambas comisiones de 33 votos a favor, 10 en contra, uno de ellos de Morena, y dos abstenciones, avalaron en lo general y particular el dictamen por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal contra la Delincuencia Organnizada.

Así como de la Ley de Seguridad Nacional; Del Código Nacional de Procedimientos Penales; del Código Fiscal de la Federación y del Código Penal Federal, copan lo que el dictamen se remitió a la Mesa Directiva para que en la sesión de este martes sea discutida y eventualmente aprobada. 

Durante la discusión se acordó que las reservas se discutirán en lo particular en el Pleno camaral este martes; la mayoría de estas reservas tiene que ver con lo que califica la oposición con terrorismo fiscal, la estar en contra de que la evasión fiscal sea catalogada como un delincuencia organizada y un tema de seguridad nacional.

Los legisladores de Morena y aliados insistieron en que esta iniciativa no va a perjudicar a los empresarios cumplidos, y rechazaron que esto vaya a perjudicar las inversiones tanto nacionales como extranjeras.

“Esta iniciativa es para delincuentes y contra los delincuentes, no contra los contribuyentes normales y comunes (...) Miren las cifras, de 2014 a la fecha se identificaron ocho mil 204 empresas que facturan operaciones simuladas, han generado ocho millones 827 mil 930 facturas falsas por un monto aproximado de 1.6 billones de pesos, lo cual supone una evasión fiscal de 354 mil 512 millones de pesos que significan el 1.4 del PIB, no quieran asustar a los empresarios con el petate del muerto”, sostuvo Reginaldo Sandoval, coordinador del PT.

Por su parte, el priista Enrique Ochoa Reza dejó en claro que su grupo parlamentario está en contra de la facturación falsa, las empresas fantasmas y la evasión fiscal, pero también de lo que llamó como el abuso de la prisión preventiva oficiosa y de que por medio de una maniobra legislativa se busque ampliar el catalogo de delitos que ameritan dicha acción.

Enfatizó que están en contra de que la vida empresarial de México se criminalice; asimismo, refirió que en el dictamen aprobado no se acredita la forma en que se incrementará la recaudación, que, según la mayoría, es uno de los objetivos en los que coinciden todos los partidos.

“Por el contrario, hay voces de economista y de empresarios que alertan que la recaudación caerá si la economía sigue cayendo y si sigue cayendo la inversión. Esta ley de terrorismo fiscal es prima hermana de la Ley de Extinción de Dominio, y su engendro será el desplome de la economía, el desplome del empleo, el desplome de la recaudación”, enfatizó.