CIUDAD DE MÉXICO, 11 de junio de 2019.- El Gobierno de México alinea su política pública hacia una mejor administración pesquera, con responsabilidad y sustentabilidad en el aprovechamiento de los recursos, a fin de que este sector participe, en mayor medida, en la seguridad alimentaria.

Para ello, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), a través de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), emprendió al inicio de la actual administración un diagnóstico en materia de ordenamiento pesquero y acuícola, donde se detectó expedición irresponsable de permisos y autorizaciones de pesca, así como documentos clonados y duplicados, entre otras acciones irregulares y fuera de normatividad alguna.

En este sentido, las autorizaciones en materia de ordenamiento pesquero se realizaron sin el dictamen de viabilidad técnica del Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (Inapesca) y sin apego a la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables.

La Dirección General de Ordenamiento Pesquero y Acuícola de Conapesca recibió la actual administración con una serie de rezagos y presuntos actos de corrupción, que están siendo documentados ante las instancias competentes, a fin de que se proceda conforme a la Ley.

Como parte de las acciones en materia de ordenamiento pesquero y acuícola, el Gobierno de México, a través de la Conapesca, puso en marcha el programa Ordenación Pesquera, que tiene como objetivo la revisión de todos los permisos expedidos por pesquería y por entidad en todo el territorio nacional para reevaluar el esfuerzo pesquero.

El aprovechamiento de los recursos pesqueros constituye una de las principales actividades en las comunidades costeras y ribereñas de México, por ello, la Dirección General de Ordenamiento Pesquero y Acuícola de la Conapesca regula esta actividad mediante la expedición de permisos de pesca, avalados por el Inapesca.

Por otra parte, la Carta Nacional Pesquera (CNP) –instrumento vinculante para la autoridad pesquera en la resolución de solicitudes de permisos y concesiones— se elabora con base en información científica disponible y con los modelos y enfoques de vanguardia en evaluación de recursos (datos estadísticos pesqueras de captura y esfuerzo).

Las fichas de la Carta Nacional Pesquera son realizadas con base en información científica y son reconocidas por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) como un instrumento innovador. Además, son la base de verificaciones internacionales como la Marine Stewardship Council (MSC) y la Seafood Watch Fisheries (SWF), ambos organismos que verifican mediante los estándares más rigurosos la sustentabilidad de actividades pesqueras en el mundo.