CIUDAD DE MÉXICO, 5 de febrero de 2020.- A fin de explicar las fallas y errores de la estrategia de combate a la corrupción, el presidente de la Comisión de Anticorrupción del Senado de la República, Clemente Castañeda, buscará la comparecencia de la titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), Irma Eréndira Sandoval.

A través de una solicitud presentada, el senador de Movimiento Ciudadano señaló que los resultados de la estrategia de combate a la corrupción son escasos, inciertos y no reflejan un compromiso real por combatir frontalmente este problema.

Para el legislador Ciudadano la estrategia de combate a la corrupción que ha encabezado la Función Pública se ha caracterizado por partir de acciones aisladas, selectivas y discrecionales, y de obtener resultados escasos, inciertos y que no reflejan compromiso.

El también vicecoordinador del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano considera de importancia que la titular de la SFP acuda al Senado a comparecer para explicar el estado que guarda la estrategia de combate a la corrupción emprendida por el Gobierno Federal, esto en virtud de las limitaciones y omisiones detectadas, así como de las acciones selectivas y discrecionales.

A través de un punto de acuerdo, el senador jalisciense destaca una serie de acciones de combate a la corrupción realizadas por la SFP, donde no hubo investigaciones ni sanciones.

El combate contra el huachicol incluyó medidas de control a la distribución de combustibles por la vía terrestre, la compra de pipas y el reforzamiento de la seguridad en los ductos, pero a un año de distancia, no conocemos investigaciones o sanciones contra funcionarios públicos que estuvieron a cargo de los procesos que se identificaron como corruptos.

Se eliminó el Programa de Estancias Infantiles por supuestos hechos de corrupción respecto al registro de beneficiarios, pero tampoco hay información sobre investigaciones ni sanciones a quienes resultaran responsables de malversar los recursos destinados a este programa social.

Recientemente, el Gobierno federal denunció que tras el desabasto de medicamentos en los hospitales públicos e instituciones del sector salud, existen supuestos hechos de corrupción por parte del personal administrativo y directivo, pero tampoco hubo investigación alguna.

Los resultados en las investigaciones el caso del Director General de la CFE, Manuel Bartlett, cuyas acusaciones por conflicto de intereses y enriquecimiento inexplicable fueron desestimadas, se lee en la propuesta del senador.

Además, incluye las medidas de austeridad y adquisición consolidada de bienes y servicios promovida por la SFP, cuestionada porque lejos de promover un ambiente competitivo, acorde a las mejores prácticas, ha provocado que poco más del 78 por ciento de los contratos se hayan adjudicado de manera directa.