CELAYA, Gto., 15 de octubre de 2021.-  La Fiscalía General del Estado (FGE) de Guanajuato informó que capturó a un asesino serial que mataba por adicción: a Guillermo N., un joven de 24 años de edad que acechaba a sus víctimas y las asesinaba sin darles mayor oportunidad.

La FGE añadió, en un comunicado, que lo investiga por los homicidios de una adolescente y dos hombres a quienes mató de forma brutal, en tres días, por lo que será llevado a audiencia de vinculación, en donde el Ministerio Público le formulará imputación por el homicidio de Francisco N., a quien privó de la vida el 3 de julio de 2021.

En la historia del crimen en Guanajuato, el proceso penal que se judicializa este viernes en contra de Guillermo N., sobresale por el grado de crueldad utilizado por el homicida y su atracción a la violencia.

Agregó que el pasado 4 de julio, la Unidad de Homicidios tuvo conocimiento del hallazgo de un cadáver de sexo femenino en la Comunidad de Mendoza, por las vías del ferrocarril, por el rumbo del camino que conduce a la Comunidad de Tenería en Celaya y presentaba disparos de arma de fuego en la cabeza.

En la intervención forense, se estableció que el cuerpo correspondía al de una joven. Llamó la atención a los investigadores su ropa de uso común en adolescentes, su pulsera de bisutería de color gris en la mano derecha. No hubo indicios de otro móvil, solo el asesinato a sangre fría.

Al avance de las investigaciones, FGE conoció que el cadáver correspondía a una adolescente identificada como Andrea N. y tuvo información que la joven, junto con otros adolescentes, estuvieron en un convivio en la comunidad de Tenería del Santuario y salieron del lugar a bordo de un vehículo de motor, con destino a la ciudad de Comonfort, de donde son originarios.

El grupo salió del lugar al filo de las 1:30 horas del 4 de julio. En el trayecto se dieron cuenta que un grupo de elementos de la Guardia Nacional se encontraba en un punto de revisión, por lo que deciden ingresar por un camino de terracería para no encontrarse con los militares, al no traer licencia de conducir.

Los jóvenes circularon por el camino terracero y se internaron entre tierras de cultivo para tratar de salir a la Comunidad de Tenería del Santuario, donde el vehículo se atascó en una zanja; en cada esfuerzo, el automotor más se atasca y los jóvenes se vieron obligados a descender.

El ruido atrajo la atención de un sujeto, quien sería identificado como Guillermo N., quien irrumpió en el lugar a bordo de una motocicleta de la marca Italika y atrajo la atención de los jóvenes al ofrecerles ayuda para volver a circular la unidad atascada.

La intención del delincuente era otra. Al observar que el grupo se distraía en empujar la unidad, los amagó con un arma de fuego y les pidió sus pertenencias. Al despojarlos de sus valores y objetos, decidió llevarse a la menor y la abordó por la fuerza a la motocicleta, para conducir por un camino de terracería que va de Mendoza a San José de Mendoza, al costado poniente de las vías férreas, sobre tierras de riego, en la comunidad de San José, perteneciente al municipio de Celaya.

El sujeto dialogó con la menor, incluso le aseguró que respetaría su vida, nuevamente el desenlace es distinto. A sangre fría, el hombre le quitó la vida con disparos en la cabeza. De manera incompresible, permaneció junto al cadáver de la niña por largo rato.

Primer orden cumplimentada

FGE subrayó que el hijo de un hombre apodado El Peches, Guillermo N. tuvo intervención un día antes en otro homicidio, al asesinar con disparos de arma de fuego a un hombre que nunca representó peligro a su integridad, que incluso se negó a pelear con él.

Aproximadamente a las 22:45 horas del 3 de julio, el occiso identificado como Francisco N se encontraba en compañía de su prima y otros familiares, platicando en la calle Francisco Villa en la Comunidad de San Cayetano, en la ciudad de Celaya y en un momento determinado llegó una motocicleta en la que viajaba el papá del homicida, quien descendió frente a Francisco con un machete en la mano y lo provocó a pelear.

Francisco en un tono calmado, le dijo que él no era de pelea y avanzó hacia una escuela primaria que se localiza en el lugar, pero le dio la espalda al sujeto. Levantó las manos en son de paz, mientras el individuo lo siguió hasta llegar a la esquina de la calle Francisco Villa con Hidalgo, insultándolo. 

En ese sitio, fue donde apareció el hijo de El Peches, Guillermo N., quien se metió a la pelea mientras sacó de entre sus ropas un arma de fuego y apuntó a la cabeza de la víctima.

El hoy fallecido nuevamente volvió a levantar las manos mientras les pidió que se tranquilizaran, pues no buscaba problemas. Las palabras parecieron ser la orden para el victimario, quien realizó varias detonaciones en contra del fallecido, provocándole la muerte por disparos de arma de fuego penetrantes de tórax, abdomen y pelvis.

Otra muerte

FGE también indicó que el 5 de julio pasado, antes de las 20 horas, el ofendido Alan Michel N., El Mickey, se encontraba con otros masculinos en la calle Prolongación Frontera a la altura de la zona conocida como La Arbolada, en la Comunidad de Tenería del Santuario, en Celaya.

Ahí se apareció Guillermo N., quien llegó y se plantó frente al grupo en actitud retadora y dijo:

-“Ya sabía que te iba a encontrar aquí, porque te estaba buscando”.

-¿“Qué pasó Guillermo, que traes”?

-¿Por qué le aventaste (sic) la bronca a mi papá, cabrón?

-Es bronca con tu papá, no es contigo.

-“Te equivocas. Las broncas de mi papá son mis broncas”, contestó el acusado y sin hablar más, sacó de entre sus ropas un arma de fuego color negro, tipo revolver y le disparó al ofendido a la altura del cuello y hombro del lado izquierdo. Herido, El Mickey corrió a su casa mientras el homicida le realizó otras detonaciones.

Guillermo N. lo persiguió, hasta que decidió correr a los campos de cultivo que se encuentran sobre la calle Prolongación Frontera, para huir del lugar. El lesionado alcanzó a llegar a su domicilio en la calle Tierra de Fuego y/o Venustiano Carranza, en la citada comunidad, en donde perdió la vida por consecuencia de los disparos de arma de fuego que penetraron su tórax.

Investigación y detenido

En seguimiento a la investigación de estos crímenes, Agentes de Investigación Criminal encontraron una vinculación entre éstos y este sujeto cuya forma violenta y brutal de actuar, se convirtió en un objetivo que ya era buscado en las comunidades de la zona.

La indagatoria arrojó resultados y el trabajo de los agentes tuvo éxito al ubicar sobre la calle Benito Juárez, en la comunidad de San Cayetano, al poniente de la cabecera municipal, a un masculino y al cotejar la información se pudo establecer que era el asesino serial buscado.

Al observar a los elementos policiales, el hombre no dudó, de inmediato corrió hacia unos sembradíos, fiel a su costumbre de esconderse entre los cultivos, solo que esta vez, su coartada no funcionó, los Agentes lo capturaron.

Al revisarlo, le encontraron un arma de fuego color plateada con cachas en color negro, con su respectivo cargador y más de 40 cartuchos útiles, además de cinco envoltorios transparentes en cuyo interior localizaron una sustancia granulada color azul con características similares a la del crystal.

El criminal fue detenido y quedó a disposición del Juez, quien podrá resolver su situación legal. De manera posterior, la FGE solicitará audiencia por los otros homicidios.