CIUDAD DE MÉXICO, 21 de julio de 2021.- Carlos Sadness es uno de esos artistas con una increíble capacidad para atrapar en sus canciones la esencia del verano y ahora estrena otra con un aroma especial a nostalgia de sol y vacaciones: La Costa Breve y tiene vocación de hit, para ser aclamado en conciertos y festivales tanto en España como en Latinoamérica.

La Costa Breve es como un verano que ha pasado volando y en el que nos quedaríamos a vivir para siempre. Es una felicidad intensa pero efímera, y ahora queda la duda de si seguirá allí el año que viene o se desvanecerá al comprobar que en realidad no tuvo tanta importancia.

Su video es un viaje por carretera de vuelta a casa, en el que la protagonista recuerda de manera imprecisa y desdibujada algunos momentos que echará de menos del verano. Rodado entre la Costa Brava y El Garraf, es un guiño de Sadness al Mediterráneo y a los veranos de su infancia.

La producción, del propio cantante y compositor de Barcelona, se aleja ligeramente de lo tropical para encontrar un sonido internacional donde quepa cualquier playa en la que sentir nostalgia.

Sintetizadores antiguos, trompetas y guitarras delicadas cobran un nuevo protagonismo. El resultado es otro clásico de su repertorio y un éxito asegurado en sus apariciones en directo, una de las principales ocupaciones actuales del inventor del pop galactropical, entre festivales, actuaciones con su banda y saltos al otro lado del océano.

A Sadness lo esperamos en México para este agosto (13, 14 y 15, en Ciudad de México, Guadalajara y dos shows en León, respectivamente). Su público vive una historia de amor con él desde que vino a nuestro país en 2016, cuando estableció su cuartel general en la capital durante meses.