ACAPULCO, Gro., 19 de mayo 2019.- Con resguardo de elementos de la Secretaría de Marina (Semar), policías estatales, municipales y turísticos es como se desarrolló el segundo día del polémico Acamoto 2019.

A diferencia del primer día, el tramo de la Condesa está abarrotado de turistas que asisten a presenciar la pasarela de las distintas motocicletas, desde las más ostentosas hasta las más económicas.

Todo este sábado, motociclistas recorrieron las calles de Acapulco, desde la avenida costera Miguel Alemán, hasta el bulevar de Las Naciones de la zona Diamante y la franja rumbo a Barra Vieja.

Desde las 9 de la noche los motociclistas se dieron cita en el tramo de la Diana Cazadora hasta el hotel El Presidente para hacer rugir sus caballos de acero.

En un recorrido por Quadratín se observó que hay un filtro de policías municipales y turístico enfrente de lo que era la discoteca Disco Beach, donde los agentes revisan las mochilas y cangureras de los bikers para cerciorarse que éstos no traigan drogas o armas.

Unos metros adelante del filtro de seguridad, también hay efectivos de la Marina Armada resguardando la zona de la Condesa. Otros grupos de al menos cuatro marinos se encuentran realizando recorrido a pie sobre banquetas.

A pesar de la disposición oficial del ayuntamiento de Acapulco de no vender alcohol y cerveza en la franja costera, hay establecimientos y bares que están vendiendo las bebidas embriagantes, incluso, hay vendedores ambulantes que venden cervezas que se encuentran en hieleras, a plena vista de los transeúntes.

Como lo que se vio este viernes y años anteriores, hay tianguis establecidos sobre la banqueta que venden productos y accesorios para las motocicletas y los motociclistas.

Asimismo, las acrobacias intrépidas deslumbran a los turistas asistentes a este evento.

Más información en Quadratín Guerrero