CIUDAD DE MÉXICO, 19 de noviembre de 2018.- Entre gritos, protestas y hasta conatos de bronca de un grupo opositor, el PRD concluyó su XV Congreso Nacional, donde eligieron una Dirección Nacional provisional, que sustituye a la presidencia nacional, tal y como lo establecieron en el nuevo estatuto del partido que avalaron este mismo día.

Antes, aprobaron los artículos transitorios del estatuto, donde de acuerdo al tercero de ellos se establece que por única ocasión el Congreso Nacional nombrará una Dirección Nacional provisional Extraordinaria, la cual fue avalada por 485 votos a favor y 31 en contra.

Esta dirección quedó integrada por, Karen Quiroga, Fernando Belauzarán, Ángel Ávila, Adriana Díaz y Estephany Santiago, quienes estará en el cargo de forma honorífica, es decir, que no cobraran un sueldo, hasta el próximo mes de abril, cuando se elija la nueva Dirección Nacional Extraordinaria.

Señalaron que entre las facultades de esta dirección provisional, tendrá la agenda transversal en lo que corresponde a los sectores y acciones de las juventudes, indígenas, migrantes y diversidad sexual, por lo que nombrarán a quienes dirijan los trabajos en estos temas, quienes deberán ser personas afiliadas al PRD.

Mientras que, en los demás artículos transitorios que fueron aprobados por 485 votos a favor y 40 en contra, se estableció que la elección para renovar los órganos de dirección y representación del partido, será el 28 de abril de 2019, sin ebargo, esta fecha quedará sujeta a lo que defina el Instituto Nacional Electoral (INE), que será quien organice dicha elección.

Asimismo, también se avaló la organización del Congreso Nacional con carácter de extraordinario, el  2 y 3 de marzo de 2019; también se definió que las elecciones se podrán realizar por métodos democráticos de manera directa e indirecta.

Durante este día se presentaron de nueva cuenta choques entre entre los asistentes al Congreso, sin embargo, información oficial del partido, acusó que se trató de personas ajenas ya que no fueron identificadas como congresistas, e incluso, aseguraron que son gente relacionada a René Bejarano y Dolores Padierna, hoy militantes de Morena.

Mediante un comunicado, el PRD informó que identificó a estos grupos de choque provenientes de Tamaulipas y liderados por Jorge Valdés, Cuitláhuac Ortega, Feliz Felipe, regidor de Altamira, a quien le fueron suspendidos sus derechos anteriormente.

Así como Carlos Taboada, Alberto Piedra y Eduardo Rodríguez, quienes, afirmaron, estaban en la nomina de Alejandro Sánchez Camacho, quien en días pasados fue expulsado del partido, “todos estos personajes están identificados con Morena y con un movimiento que lidera René Bejarano, participaron activamente con Morena y se coordinan con Dolores Padierna”, señala el comunicado.

Así se concluyó con este accidentado Congreso Nacional Extraordinario del PRD, donde destacó la derogación del estatuto anterior del partido que contenía 340 artículos para quedar en solamente 142, así como la eliminación de las corrientes internas y la sustitución de el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) por una Dirección Nacional extraordinaria, conformada por cinco integrantes.