CIUDAD DE MÉXICO, 27 de octubre de 2021.- El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, compareció esta tarde ante las comisiones unidas de Energía y de Infraestructura de la Cámara de Diputados, como parte de la glosa por el Tercer Informe de Gobierno del Presidente de la República, ante quienes defendió lo que, de acuerdo sus datos, es la buena operación de la paraestatal en esta administración.

En ese sentido, el funcionario federal afirmó que, en comparación con el año pasado, la producción petrolera creció, por lo que se espera se estabilice y alcance los dos millones de barriles diarios para finales de la actual administración.

En cuanto a la situación financiera de la paraestatal, refirió que hubo un crecimiento de los ingresos del sector público del orden de 384 mil millones de pesos; que el año pasado los ingresos petroleros fueron del orden de 348 mil mdp y hoy es de 610 mil, lo que, dijo, significa un incremento de casi el 68 por ciento en cuanto a sus ingresos.

Asimismo, sostuvo que Pemex es el principal contribuyente de México, ya que es el mayor pagador de impuestos, lo cual, dijo, lo hacen en tiempo y forma, esto en comparación con lo que pagan algunos particulares.

Indicó que en impuestos directos e indirectos, Pemex pagó más de 490 mil millones de pesos en el periodo de enero-septiembre de 2020 y en este año, se incrementó a 533 mil 740 millones de pesos, por lo que insistió en que la paraestatal continúa generando renta petrolera para el desarrollo del país.

Sobre la producción de los privados, detalló que es del orden de 31 mil barriles, pero en casi tres años de esta administración se tiene una producción real de 273 mil barriles, casi diez veces más que los 107 contratos otorgados durante las rondas de la Reforma Energética, por lo que, enfatizó que ésta no cumplió con las expectativas que se buscaba, y Pemex es quien produce petróleo.

Añadió que los gastos de operación son los más bajos de la industria petrolera en el mundo, pues el costo de extracción por barril de hidrocarburos, es del orden de 11.15 dólares por barril.

Sobre el combate al robo de hidrocarburos, mencionó que en promedio se robaban 56 mil barriles diarios, y para el primer año de la actual administración bajó a seis mil 400 barriles; en 2020, cuatro mil 800, y en este 2021 son cuatro mil 100 barriles diarios, lo que significa, dijo, una disminución de cerca del 93 por ciento, “ha sido un éxito el combate al robo del combustible”.

Mientras que, en lo que se refiere al robo de gas, Romero Oropeza refirió que durante 2018 se robaban 13 mil 600 barriles diarios y hoy el promedio en estos tres años de gobierno, es de cinco mil 100 barriles diarios, lo que calificó como una reducción muy importante.

“Lo que ya no roban, equivale para Pemex a 104 mil millones de pesos; si se le suma a esa cifra los impuestos que no se pagan por el combustible robado, se incrementa a 143 mil 383 millones; es una cantidad muy importante la que ya no nos están robando”, enfatizó.

En tanto, legisladores de Morena y aliados respaldaron los dichos del funcionario federal, señalando que la defensa de Pemex está estrechamente vinculada a la lucha por salvaguardar el patrimonio de las y los mexicanos, y la consolidación de la soberanía energética.

Al respecto, el diputado del PT, Gerardo Fernández Noroña destacó lo mucho que Pemex ha dado al país ya que, afirmó, con un esquema fiscal infame la paraestatal dio el 40 por ciento del presupuesto nacional, con lo que, según el legislador, se construyeron una de cada tres escuelas, una de cada tres hospitales, y una de cada tres carreteras.

“Hoy aquí se nos han dado los datos de la enorme aportación de Pemex; el hombre más rico del mundo paga el tres por ciento, mientras Pemex paga el 20 por ciento de sus ingresos. Es enorme la contribución de Petróleos Mexicanos a la patria (…). Pemex y CFE tienen contratos colectivos de trabajo de primera para sus trabajadoras y trabajadores, de los mejores salarios, de las mejores y más altas prestaciones que no da ninguna de las empresas extranjeras”, sostuvo.

Sin embargo, para el PAN Pemex está en el punto más crítico de la producción de petróleo, lo que se debe, dijeron, a la ineptitud con la que se maneja la paraestatal; señaló que el inicio de este gobierno se le inyecta más dinero a la empresa para que pueda elevar su producción, por lo que cuestionaron dónde está el dinero invertido en Pemex

“Hoy es un barril sin fondo; se ha convertido en un monumento a la corrupción, un fiel reflejo de lo que es el gobierno de Morena”, apuntó.

Mientras que, para Movimiento Ciudadano, el modelo energético actual es insostenible, no sólo porque le cuesta demasiado al Estado mexicano y al gobierno en sus finanzas públicas, sino porque literalmente se está robando la oportunidad de un futuro limpio y sustentable.

Destacaron que la apuesta que ha hecho el actual gobierno por Pemex no ha dado resultados ni medioambientales, ni financieros, las pérdidas son cada vez mayores y la producción petrolera continúa cayendo, como sucede desde el 2004.

+Ríspida, comparecencia de titular de Pemex: reclaman inexperiencia