CIUDAD DE MÉXICO, 21 de noviembre de 2018.- En la Cámara de Diputados se ultiman los detalles para la ceremonia de transición de poderes el próximo 1 de diciembre, por lo este miércoles se reunieron el presidente de la Mesa Directiva, Porfirio Muñoz Ledo, legisladores y personal de San Lázaro, con el equipo de transición, donde estuvo el próximo canciller, Marcelo Ebrard.

Al término del encuentro, el coordinador del Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, confirmó que Andrés Manuel López Obrador dará un mensaje a la Nación desde la máxima tribuna del recinto legislativo, posterior a que rinda protesta como Presidente constitucional de México, donde esperan la presencia de más de 20 jefes de Estado.

Delgado señaló que no se sabe cuánto durará el mensaje y reconoció que es algo que antes no se había hecho, pero, “en esta ocasión va a hablar, va a dirigir un mensaje a la Nación”.

Mientras que, sobre los mandatarios invitados, refirió que aún no tienen el número exacto de los que asistirán, sin embargo, indicó que Marcelo Ebrard, que es quien confirmará la información, les adelantó que hasta el momento son más de 20.

"(Cuántos jefes de Estado vendrán) Eso lo va a confirmar, no me corresponde a mí confirmarlo, el futuro canciller nos ha hablado de más de 20 mandatarios, ellos tendrán la lista final”, apuntó.

El legislador fue cuestionado por el caso del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, así como el lugar que ocuparía junto a los demás mandatarios, y aunque indicó que el acomodo de los jefes de Estado corresponde al próximo canciller, dejó en claro que los presidentes estarán en los dos palcos que tiene el recinto en el primer y segundo piso.

En cuanto a la seguridad, descartó que exista gente armada dentro del recinto, esto al referirse a los agentes del Servicio Secreto de Estados Unidos que vendrán con el vicepresidente estadounidense.

"Hasta el momento toda la logística que se ha hecho es para que no haya personas armadas dentro del recinto, adentro del salón, que no haya ni una sola persona armada", enfatizó.

En lo que se refiere a la seguridad al exterior de San Lázaro, aclaró que ésta será responsabilidad del Gobierno de la Ciudad de México, cuyos representantes también han estado presentes en las reuniones.

Mencionó que la lista de invitados especiales se está integrando de manera conjunta entre la Mesa Directiva y los integrantes del Gobierno electo, y señaló que muchos quieren asistir pero ya tienen claro el número de lugares y los espacios qué hay en el recinto legislativo.

Sostuvo que los invitados especiales y extranjeros, serán distribuidos en las galerías del primer y seguro piso, “la verdad es que hay mucha demanda por lugares, pero ya se están organizando muy bien para que tengan una muy buena atención aquí en la Cámara de Diputados todos los invitados”, sostuvo.

Sobre los mandos militares a los que supuestamente se les había reiterado la invitación, Delgado Carrillo afirmó que siempre se trató de una confusión, y sin especificar qué lugar les asignarán, sostuvo que están contemplados dentro de la lista de invitados.

A pregunta expresa sobre si están preparados para alguna expresión por parte del PAN que empañe la ceremonia de toma de protesta, Delgado Carrillo dijo desconocer si son revanchistas o no, pero dejó en claro que están haciendo un llamado a la civilidad política a todas las fracciones parlamentarias a tener un acto serio, republicano, institucional y respetuoso.

"Prácticamente todos los ojos del mundo van a estar puestos en esa ceremonia y si algún grupo parlamentario quiere hacer algún desfiguro, pues allá ellos (...). Claro que no, nos van a echar a perder la ceremonia, es una ceremonia histórica muy importante y estamos seguros que va a haber un comportamiento ejemplar y que va a salir muy bien”, confió.

De acuerdo a lo detallado por el legislador morenista, se tiene previsto abrir sesión de Congreso General a las 9 horas, donde, después de declarar quórum, cada uno de los ocho grupos parlamentarios tendrá una intervención para dar su posicionamiento, de 10 minutos en tribuna.

Posteriormente se declarará receso para que una comisión de legisladores designada, reciba al Presidente Enrique Peña Nieto; se recibirá al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador; se llevará a cabo la ceremonia de toma de protesta; se cantará el Himno Nacional, se despedirá a quien ya entonces será el ex presidente Peña Nieto, y después al presidente Andrés Manuel López Obrador.

A pesar de que se está alistando el paso a desnivel que cruza Congreso de la Unión, Mario Delgado dijo desconocer si López Obrador se trasladará caminando a Palacio Nacional, lo que, dijo, es una decisión por parte del equipo del presidente electo.

“Estamos en los últimos detalles para la ceremonia del primero de diciembre con integrantes del gobierno electo, todo está muy bien, estamos prácticamente listos, mañana se hacen algunas pruebas con el sistema eléctrico, pero prácticamente estamos ya listos”, refirió.