CIUDAD DE MÉXICO, 30 de julio de 2021.- Lo que sucede en México es un tema que se debe atender con prioridad en la agenda internacional, dada su ubicación entre Sudamérica y Norteamérica y el impacto que puede tener, advirtió el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, ante los titulares de organismos internacionales que defienden y promueven la democracia, los derechos humanos, la seguridad y el desarrollo de las naciones. 

En su visita a la capital de los Estados Unidos, Washington, Aureoles Conejo clamó a la Organización de Estados Americanos (OEA) y a la Corte Interamericana de Derechos Humanos “no dejar solo a México” frente a la terrible crisis de inseguridad que vive. 

Silvano Aureoles se reunió con Luis Almagro Lemes, secretario general de la OEA, a quien le entregó un documento donde expresa su preocupación por la estrategia fallida del gobierno federal de México, los “abrazos y no balazos”, que se traducen en “una posición permisiva y omisa ante la violencia criminal” y prueba de ello son las más de 90 mil muertes violentas ocurridas en 31 meses de gobierno. 

El gobernador de Michoacán se reunió con Tania Reneaum, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y con Claudia Pulido, Secretaria Ejecutiva Adjunta de la misma organización y, posteriormente, con Santiago Cantón, jefe de la Misión Observadora a las Elecciones Mexicanas y relator del Informe de la OEA; a todos planteó su preocupación la denuncia pública que hizo sobre la narcoelección del pasado 6 de junio. 

Lo que “aumenta el riesgo de que sea la delincuencia la que elija al próximo presidente de México (…) no deje solo a México en este escenario de riesgo que puede llevarnos a la configuración paulatina de un narco-estado”, agregó y urgió la participación de la OEA para que el Estado mexicano “reconozca la gravedad del problema, y auxilie en la revisión de la actual estrategia nacional de seguridad”.