CIUDAD DE MÉXICO, 19 de julio de 2021.- En nombre del Grupo Parlamentario del PAN, la vicecoordinadora en el Senado de la República, Kenia López Rabadán, refutó las afirmaciones que hace el presidente Andrés Manuel López Obrador, desde una conferencia “contramañanera”.

La panista replicó al titular del Ejecutivo federal quien calificó como una “propaganda de sus adversarios” la publicación en medios de comunicación sobre los 56 activistas asesinados durante su gobierno.

De acuerdo a la Secretaría de Gobernación, desde diciembre del 2018 a julio del año en curso, no sólo se asesinaron a 56, sino que en total van 68 activistas muertos y, desafortunadamente contando, reprochó López Rabadán. 

La senadora exigió que el Primer Mandatario deje de mentir, y aprovechó para precisar que ella votó desde la entonces Asamblea Legislativa, después en el Congreso Constituyente de la CDMX, y desde el Senado de la República, a favor de los programas sociales.

Kenia López rebatió sobre las manifestaciones recuentes en la República de Cuba, y señaló que, al menos en la Ciudad de México, se pagaron más de 135 millones pesos por la participación de 585 miembros del personal médico y de enfermería cubanos.

“Al parecer no tenían, en muchos casos, la preparación adecuada y gozaron de privilegios mientras que a nuestros guerreros de la salud, ni un tapabocas les dan”, criticó.

Recordó que en la semana, el Presidente dijo que “la corrupción imperó en el periodo neoliberal y que fue lo que destruyó todo”, y también presumió que “hay una nueva realidad en México y que ya no se permite robar”.

Sin embargo, la legisladora del PAN cuestionó: “¿Dónde están las investigaciones para su hermano Pío, Felipa, o Martín? ¿Por qué persigue a los opositores con la Fiscalía, el SAT y la UIF, mientras que a familiares y amigos no los toca ni con el pétalo de una rosa?”.

En consecuencia a las comparaciones que se hicieron en la semana entre López Obrador y el actor mexicano Mario Moreno, ‘Cantinflas’, calificó de absurdo comparar al Presidente con el gran comediante, “uno es un ídolo nacional que se volvió famoso interpretando diferentes oficios de manera muy cómica. Y el Presidente, ni oficio, ni beneficio, ni ídolo ni admirado”.