CHILAPA, Gro., 8 de febrero de 2020.- La familia LeBarón refirió que Acapulco se ha convertido en un lugar que sólo se recuerda como un ícono al que todos “le sacan” para visitarlo, lo que consideró es vergonzoso y aseguró que ya da pena invitar a alguien al país por el grado de violencia que existe.

En un mitin que se llevó a cabo en la plaza cívica de la ciudad de Chilapa, Adrián LeBarón explicó a los asistentes, en su mayoría del Colectivo Siempre Vivos, encabezado por José Díaz Navarro, que cuando la casa está sucia ya da pena invitar a alguien a visitarla.

"Cuando la casa está sucia o tiene cucarachas o el baño está tapado, te da pena invitar a alguien, siento que así en México, ya nos da pena invitar a alguien por el grado de violencia que hay, por los muertos, desaparecidos y porque no hay mucho que presumir”, señaló.

Por ello dijo que ahora deben de quitarse esa “vergüencita” y exigir justicia a su conformidad.

Más información AQUÍ