CIUDAD DE MÉXICO, 17 de febrero de 2020.-  La necropsia del cuerpo de la niña Fátima, desaparecida en Xochimilco y cuyos restos aparecieron en la alcaldía Tláhuac, los hace descartar el móvil de supuesto tráfico de órganos en el caso, informó la Fiscal capitalina Ernestina Godoy.

En conferencia de prensa la tarde de este lunes para revelar avances en la investigación, la Fiscal aseguró que "muy pronto tendremos resultados", por lo que se reservó dar detalles en las indagatorias.

Ernestina Godoy señaló que el trabajo está centrado en estos momentos en identificar y dar con el paradero de la mujer que se llevó a la niña al salir de la escuela y que fue exhibida en un video.

"Las indagatorias continúan de manera profesional. Muy pronto tendremos resultados.

Anunció que hasta el momento no hay personas detenidas y que "en la búsqueda de los posibles participantes en estos indignantes hechos, quiero reiterarles que esta mañana solicitamos la colaboración de toda la ciudadanía, en caso de reconocer a la persona señalada como quien sustrae a la pequeña".

Reiteró a la familia de la pequeña Fátima todo el soporte personal y todas las capacidades de la Fiscalía para castigar a los responsables.

En los videos que se difundieron una mujer que fue detectada llevándose a la niña el martes 11 de febrero pasado, cuando desapareció al salir de clases.

Por su parte, Nelly Montealegre Díaz, Subprocuradora de Atención a Víctimas del Delito y Servicios a la Comunidad dio cuenta de una cronología sobre el rapto de la menor.

El martes 11 de febrero, a las 18:40 horas la pequeña Fátima fue vista por última vez en la calle Ignacio Zaragoza, colonia Santiago Tulyehualco, en compañía de una mujer.

El miércoles 12, los familiares de Fátima acudieron a la Fiscalía Desconcentrada en Tláhuac para denunciar la desaparición de la niña.

Ahí, fueron canalizados para acudir a la Fiscalía Especializada en la Búsqueda, Localización e Investigación de Personas Desaparecidas (FIPEDE), donde se inició la carpeta de investigación correspondiente, se emitió la Alerta Amber y se activó el protocolo de búsqueda en hospitales, aeropuertos, terminales de autobuses y el INCIFO, al tiempo en que se notificó a autoridades estatales y medios electrónicos, para coadyuvar en su búsqueda.

Cerca de la medianoche, la denunciante, en compañía de policías de Investigación, se trasladó al Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la Ciudad de México, el C5, con la finalidad de revisar las imágenes de las videocámaras cercanas al último lugar donde fue vista la pequeña.

El jueves 13 por la mañana, personal de la fiscalía realizó diversos recorridos en compañía de uno de los familiares de la menor. Tanto jueves como viernes se realizaron varios recorridos y se recabaron videos de diferentes lugares de la zona.

El hallazgo se reportó cerca de las 14 horas del sábado 15 de febrero, por lo que policías preventivos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana acudieron al sitio, donde localizaron el cuerpo de la niña, lo cual reportaron ante el Ministerio Público.