CIUDAD DE MÉXICO, 22 de abril de 2018.- Mostrando una bala, Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, increpó a los demás candidatos presidenciales al cuestionarlos sobre si alguna vez los habían secuestrado, matado algún hijo o habrían sufrido un atentado como dijo, el había sido víctima de todos esos delitos.

El moderador del debate Sergio Sarmiento cuestionó que durante la administración de El Bronco en Nuevo León subió el secuestro, a lo que el candidato independiente sostuvo que los ejecutivos locales no tienen las soluciones.

Andrés Manuel López Obrador aseguró que como jefe de gobierno de la capital del país su administración disminuyó el índice de delitos en la capital.

El candidato de Morena mostró gráficos con los que acompañó su declaración sobre los resultados que dio como gobernante de la Ciudad de México.

Al ser cuestionado sobre la amnistía que pretende en su gobierno, el abanderado de Morena reiteró que no se trata de un perdón a los delincuentes, sino que convocará a un grupo de expertos para definir un plan de seguridad.

Ricardo Anaya le respondió a Jaime Rodríguez que nunca ha sido víctima de ninguno de los delitos que él describió pero que se solidariza porque tiene tres hijos y lamentó que la experiencia de El Bronco no sea la única de dolor en el país.

Sobre la seguridad, José Antonio Meade, le refutó a López Obrador que no puede bajar la delincuencia con impunidad, y prometió que a 100 días del gobierno creará una agencia de investigaciones especializadas de alto impacto y propondrá un Código Penal único. A la pregunta de El Bronco, Meade mencionó que a su esposa Juana Cuevas la han asaltado dos veces, en una de ellas iba con uno de sus hijos.

La candidata independiente Margarita Zavala mencionó que defenderá a los mexicanos de las propuestas de López Obrador y de Donald Trump, señaló que el actual gobierno falló a todos y aseguró que con la mejor tecnología implementará acciones contra la violencia, la cual afrontará también con valores.

Dijo que en la propuesta de seguridad apostará por el deporte y la educación, además de reforzar los cuerpos policiacos y mejorar la tecnología para perseguir delincuentes.

Obrador aseveró que durante su paso por el gobierno de la Ciudad de México se redujo en 38 por ciento el secuestro, mientras que a nivel nacional aumentó tres veces.