CIUDAD DE MÉXICO, 10 de noviembre de 2019. — La Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) emitió una alerta especialmente en siete estados del país tras el robo de un cilindro de gas cloro en Celaya, Guanajuato.

El alertamiento va dirigido principalmente a los estados de Guanajuato, Querétaro, Jalisco, Michoacán, San Luis Potosí, Aguascalientes, Zacatecas, Estado de México e Hidalgo.

El organismo dependiente de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), alertó desde este sábado que el tanque de gas cloro tiene una capacidad de 68 kilógramos, es de color plata, tiene el número de serie 615087, y que en el momento del hurto contaba con un 20 por ciento de su capacidad, se utiliza para potabilizar el agua.

El robo se registró en el pozo de la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Jumapa), ubicado en la colonia del Valle de los Naranjos 2, en Celaya, Guanajuato.

Por este motivo, se pide a las autoridades de estos estados implementar las acciones preventivas de protección a la población, ya que dicha sustancia es corrosiva y puede causar daños a los ojos, piel y tracto respiratorio.

De acuerdo al boletín de alerta de la CNPC, facilita la combustión de otras sustancias por lo que es importante su localización con medidas de seguridad.

Peligro de incendio y/o explosión: No combustible pero facilita la combustión de otras susta ncias. Muchas reacciones pueden producir incendio o explosión. Riesgo de incendio y explosión en contacto con sustancias combustibles, amoníaco y metales fina mente divididos. Durante un incendio se pueden formar gases altamente tóxicos y corrosivos.

Medios de extinción: En un incendio donde está involucrado el cloro, no utilizar agua como medio de extinción (forma ácido clorhídrico el cual es tóxico y corrosivo). En los alrededores todos los agentes extintores son permitidos.

Precauciones para evitar  incendio y/o explosión: Mantener  alejado de materiales incompatibles. No exponer al calor y no realizar cerca trabajos con soldadura Mantener adecuada ventilación.

Instrucciones para combatir el fuego: Evacuar o aislar el área de peligro. Restringir el acceso a personas innecesarias y/o sin la debida protección. Ubicarse a favor del viento. Usar equipo de protección personal, incluyendo protección respiratoria. Detener la fuga y retirar los contenedores si no hay riesgo.

Mantenga los refrigerados con agua en forma de rocío  siempre y cuando los contenedores estén hermética mente cerrados y por lo tanto no exista la posibilidad del contacto del agua con el producto. Debe realizarse desde una distancia segura.

Medidas para fugas: Evacue y aísle el área de peligro a favor del viento. Usar equipo de protección personal. Ventilar el área. No permitir que caiga en fuentes de agua y alcantarillas. Consultar a expertos. No usar agua. Dispersar los vapores por medio de una buena ventilación. Detectar la fuga con un trapo impregnado de solución amoniacal, atado a un palo largo, acérquelo al punto de sospecha, en caso afirmativo se forma un humo blanco. Detener la fuga si no hay riesgo. Puede conducir el gas que escapa a través de una manguera a una solución de soda cáustica o lechada de cal. No sumergir el cilindro en la solución. Colocar los cilindros con la fuga hacia arriba para que escape el gas en lugar del líquido.